Sábado, 19 de septiembre de 2020
Las Arribes al día

Un positivo de coronavirus pone en alerta al Ayuntamiento de Villavieja

El alcalde solicita la colaboración ciudadana para poder rastrear posibles contagios por contacto con la persona que ha contraído el virus
Imagen del botellón celebrado en la madrugada del 27 al 28 de agosto en Villavieja

Un positivo de coronavirus ha puesto en alerta al Ayuntamiento de Villavieja. Mediante la publicación de un vídeo, el alcalde de la localidad, Jorge Rodríguez, solicita la colaboración ciudadana para poder rastrear posibles contagios por contacto con la persona que ha contraído el virus. Sobre la posibilidad de que se extiendan los contagios, el regidor asegura que las “autoridades sanitarias han puesto en marcha el protocolo para tratar de detectar los posibles contagios y confinar de forma preventiva a las personas que mantuvieron contactos con la persona infectada”.

El alcalde muestra en un vídeo imágenes tomadas en la madrugada del 27 al 28 de agosto y que no se hicieron públicas por no avivar a finales de agosto la polémica sobre la supresión de las peñas. En estas imágenes se aprecia, en el valle de la Antanilla, a más de medio centenar de jóvenes participando en un botellón a las 3,42 de la madrugada, así como una gran concentración de jóvenes en la calle Las Cruces, a las dos de la madrugada, una vez cerrados los bares.

En conversaciones con algunos jóvenes, el alcalde señala algunas de las cuestiones trasmitidas por ellos, a la vez que lamenta la impotencia que siente el Ayuntamiento por no encontrar la fórmula para poner remedio a la situación. Según el regidor,  los jóvenes “asumen que está mal permanecer agrupados sin mantener la distancia de seguridad y, una vez que han reconocido el coche del alcalde, se han puesto la mascarilla, pero la realidad es que cuando llegué con las largas puestas estaban todos sin la mascarilla”.

Los jóvenes señalan, según el alcalde, que “la culpa la tiene el Ayuntamiento por cerrar las peñas, que los hemos perseguido y no les hemos dado una alternativa de diversión”, a lo que el alcalde les argumentó que “ellos no han tenido ninguna intención de plantearnos ninguna otra”, por lo que considera que “no tiene sentido ofrecer alternativas viables para recibir un no porque los chavales lo que quieren hacer es lo que están haciendo. No han sido capaces de comprender la situación que estamos viviendo”, incluso aseguran que muchos padres les defienden diciendo que “tienen derecho a divertirse”, por lo que “no se sienten culpables por lo que están haciendo, culpan al Ayuntamiento”. También señalan los jóvenes que los adultos hacen lo mismo en la calle de los bares durante el día y, sin embargo, “no son perseguidos”.

El alcalde recuerda que “estamos jugando con fuego, todos los días aumentan los contagios  y estamos teniendo mucha suerte a la vista de lo que está ocurriendo”, a la vez que desea que las imágenes hechas públicas “sirvan para reflexionar sobre lo que está ocurriendo”. Jorge Rodríguez asegura que el botellón recogido en el vídeo no ha sido el único, y señala otros celebrados en las noches del viernes y del sábado. “No debemos criminalizar a nuestros jóvenes y adolescentes -añade elr egidor-, pero desde el Ayuntamiento no podemos ser condescendientes y tolerantes con estas actitudes tan irresponsables, cuando están en juego la salud pública y la economía de todo un país”.

El alcalde asegura que desde Ayuntamiento se respetará “escrupulosamente  la ley de protección de datos”, y apela a la responsabilidad de todos los jóvenes para que valoren la posibilidad de haberse infectado y tomen las medidas sanitarias de prevención que están establecidas en los protocolos vigentes”. Asimismo, alerta a los padres para que sean ellos mismos los que valoren la posibilidad de que sus hijos hayan participado en los últimos botellones y tomen las medidas oportunas, “esperando que os toméis en serio esta alerta para que el brote de contagios tenga el menor alcanza posible”.

Nuevas medidas contra el covid-19

Por último, Jorge Rodríguez anuncia que el próximo viernes el Ayuntamiento aprobará una ordenanza municipal que prohíba expresamente la celebración de botellones en el municipio. También, añade que además de mantener la presión actual sobre cualquier actividad de riesgo, “como las peñas o los botellones”, se articularán las herramientas necesarias para que las ordenanzas sean más eficaces y “logren erradicar esos comportamientos y las consecuencias que se derivan de ellas”.

El alcalde asegura que “no se trata de que los jóvenes no se diviertan sino que lo hagan sin poner en riesgo a la salud pública y la economía de todo un país. Posiblemente otro gallo nos cantaría si en vez de dedicarnos a culpar al Gobierno central, al Gobierno autonómico o al Ayuntamiento, reflexionásemos cuáles son ahora las cosas verdaderamente esenciales”. Para Rodríguez es esencial “que se diviertan los jóvenes, por supuesto que sí, pero respetando las leyes y las normas de seguridad, y en vista de que no lo hacen voluntariamente, utilizaremos las sanciones económicas, porque parece ser la única herramienta verdaderamente eficaz”.

También anuncia que “como los recursos humanos de las Fuerzas del Orden y Seguridad del Estado son bastante escasos y no alcanzan para cubrir con eficacia las necesidades específicas de esta época y de esta zona, desde el Ayuntamiento estamos estudiando otras alternativas de ámbito privado y de acción voluntaria totalmente legales y operativas que puedan garantizar a los vecinos y vecinas de Villavieja que no se producen en nuestro entorno comportamientos de riesgo, porque aunque nada garantiza riesgo cero, está meridianamente claro que hay ciertas medidas que reducen ese riesgo”. Y añade que “no os quepa la más mínima duda de que sabremos relajar estas medidas cuando la situación sanitaria lo permita, igual que las intensificaremos cuando aumente ese riesgo”, esperando que la mayoría de los vecinos comprendan estas decisiones, aunque es consciente de que también recibirá las críticas de un sector de la población, matizando de que no trata de que sean populares sino responsables para proteger a la población.