Lunes, 28 de septiembre de 2020

La Junta estudia la atención a domicilio para alumnos que deban quedarse en casa

Este curso no habrá extraescolares y algunos grupos desdoblados de Bachillerato cambiarán su horario al turno de tarde

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en una visita al Instituto de Educación Secundaria Obligatorai (IESO) de Arroyo de la Encomienda (Valladolid)

Castilla y León no ofertará actividades extraescolares al menos durante el primer trimestre del curso escolar debido a la situación de la pandemia de COVID-19, al tiempo que estudia extender el modelo de ayuda a domicilio, actualmente destinado a personas mayores, para atender a aquellos alumnos que por efecto de la crisis sanitaria deban quedarse en casa.

Así lo ha avanzado este miércoles el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en la presentación de las medidas del Ejecutivo autonómico de cara al curso que comienza en septiembre durante una visita al Instituto de Educación Secundaria Obligatorai (IESO) de Arroyo de la Encomienda (Valladolid).

En el caso concreto de la extraescolares, Fernández Mañueco ha recordado que se trata de evitar aquellas actividades "no estrictamente obligatorias" teniendo en cuenta la evolución de la pandemia y buscando así minimizar el riesgo de contagios.

No obstante, se mantendrá el programa Crecemos y el servicio de guardería, al tiempo que se ampliarán el presupuesto y los plazos para solicitar las líneas de ayuda por excedencia o reducción de jornada para los padres que deban encargarse de sus hijos en virtud de los acuerdos alcanzados en el marco del Diálogo Social.

Asimismo, se contemplan otra serie de paquetes de medidas cuya manera "más eficaz" de llevarlas a cabo se abordará con las corporaciones locales.

AYUDA A DOMICILIO

En cuanto a la implantación de una ayuda a domicilio específica para menores, o un cheque servicio en otros casos, se trata de un servicio "específico, novedoso y complementario" que busca "facilitar la conciliación", como ha destacado el presidente de la Junta.

De esta forma, los alumnos que tengan que quedarse en casa y que no tengan quien pueda cuidarles por motivos laborales de sus padres o tutores, se contaría con cuidadores que acudirían al domicilio de esos alumnos, ya sean casos sospechosos o confirmados que necesiten de cuidado.

Fernández Mañueco ha subrayado las medidas adoptadas para garantizar la formación "presencial y segura" en los centros de Educación Especial, para lo que se reducirán también las ratios, se reforzará el número de profesores y se intensificarán las medidas de limpieza e higiene de los mismos.

El presidente de la Junta ha indicado que se reforzará el programa de atención domiciliaria para aquellos niños que por motivos médicos deban permanecer en su hogar, de modo que puedan seguir su formación "de la manera más adecuada" y ha avanzado que esta semana representantes de la Consejería de Educación se reunirán con padres de este colectivo para "ir concretando detalles".

Por otro lado, algunos grupos de Bachillerato que se desdoblarán en aquellos centros que no cuenten con aulas con el tamaño mínimo para permitir la distancia de seguridad, deberán pasar al turno de tarde.

El presidente de la Junta ha explicado que los grupos que irán por la tarde "ya están identificado" y serán informados, al tiempo que ha recordado que se trata de un ciclo de enseñanza no obligatoria para el que el curso arrancará el próximo 14 de septiembre.