Sábado, 19 de septiembre de 2020

UCCL rechaza la extensión del cobro de Interovic por animal sacrificado por ser "un coste adicional de dudosa eficacia"

"Este impuesto a los productores supondría un coste adicional para un sector que ha sufrido duramente las consecuencias del COVID-19”

UCCL explica que la reducción de sacrificios se ha visto acompañada además de "fuertes caídas" en los precios, tanto en ovino como en caprino

Los responsables de la Unión de Campesinos en Castilla y León (UCCL) han rechazado la intención de la Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino de Carne, INTEROVIC, de extender el cobro por animal sacrificado desde el convencimiento de que es "un coste adicional" y "de dudosa eficacia".

Según asegura UCCL a través de un comunicado recogido por Europa Press, la aplicación de esta medida permitiría a Interovic cobrar de los productores de ovino y caprino 0,06 euros por animal sacrificado durante los próximos cinco años con lo que se alcanzarían tres años seguidos de extensión de norma en los que la interprofesional habría recaudado más de 16,6 millones de euros en todo el periodo, siete millones entre 2012 y 2019 y 9,6 millones entre 2020 y 2025.

La OPA aclara que a esta cantidad habría que sumar las ayudas europeas, de las que de 2015 a 2019 obtuvieron cerca de 7 millones de euros más, y destinarlos fundamentalmente a acciones promocionales.

"Este impuesto a los productores supondría un coste adicional y de dudosa eficacia para un sector que ha sufrido duramente las consecuencias del COVID-19 por la reducción del consumo de productos como el lechazo o cabrito", ha advertido la OPA que ha recordado el desplome en las producciones de abril y mayo cuando los sacrificios cayeron de media un 12 por ciento para ovino y caprino.

Por comunidades autónomas, la mayor reducción de sacrificios de ovino se dio en La Rioja (-29,7 por ciento), Galicia (-26,1 por ciento) y Extremadura (-20,1 por ciento) mientras que en caprino fueron Asturias (-72,8 por ciento), Extremadura (-48,8 por ciento) y Madrid (-39,1 por ciento).

UCCL explica que la reducción de sacrificios se ha visto acompañada además de "fuertes caídas" en los precios, tanto en ovino como en caprino, "lo que pone contra las cuerdas a un sector clave en la España rural". Así, apela a los datos que muestran que el consumo de carne de ovino y caprino ha bajado notablemente.

Según asegura la OPA, desde 2012, cuando entró en vigor la primera extensión de norma y las campañas de promoción, y hasta 2019, el consumo a nivel nacional se ha reducido un 29 por ciento, "lo que pone en entredicho las campañas de promoción de la Interprofesional".

"No se puede pretender conseguir resultados distintos haciendo siempre lo mismo", han considerado desde UCCL para insistir en que los datos evidencian que la fórmula utilizada en los últimos ocho años "no ha sido suficientemente efectiva".

De cara a paliar la situación del sector, la organización propone no incrementar los costes de los ganaderos con el pago a INTEROVIC, contar con una representatividad real del sector productor en la misma, habilitar "ayudas significativas" a las explotaciones del sector "ya que las articuladas en mayo por el Ministerio eran muy pobres y mejorar
la posición de este sector de cara a la reforma de la PAC, entre otros aspectos".

UCCL ha presentado dentro del periodo oficial habilitado alegaciones contra su aprobación "ante la mala coyuntura del sector ovino y caprino de carne y una más que cuestionable representatividad de las organizaciones con presencia en la rama productora en la Interprofesional".