Domingo, 27 de septiembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

La operación de la Guardia Civil en el barrio de El Puente se saldó con dos detenidos y dos investigados

La Guardia Civil descubrió la plantación por su olor, confirmando su existencia con una inspección de su Servicio Aéreo

La Guardia Civil dio a conocer a última hora de la mañana del miércoles todos los detalles de la operación contra el tráfico de drogas desarrollada en la jornada del martes en el barrio de El Puente de Ciudad Rodrigo, que finalmente se ha saldado con dos personas detenidas como autoras de un delito contra la salud pública y otras dos investigadas.

Según explica la Guardia Civil, la investigación se puso en marcha el pasado mes de junio, cuando agentes del Puesto de Ciudad Rodrigo detectaron mientras estaban patrullando un fuerte olor a marihuana en el barrio de El Puente. Ante la sospecha de que pudiera haber una plantación en algún solar, se solicitó que el Servicio Aéreo de la Guardia Civil realizase una inspección desde el aire. Durante la misma, no sólo se comprobó que efectivamente había una plantación de marihuana en un solar (la Guardia Civil ha difundido una imagen de esa inspección aérea), sino que se detectó que una nave cerrada tenía luz de calor en pleno día.

Tras ello, la Guardia Civil realizó gestiones para averiguar quiénes eran los titulares de los terrenos donde estaba la plantación y la nave, cotejándolos con la compañía eléctrica correspondiente para ver si se estaba produciendo un consumo excesivo de energía para alimentar la plantación. Desde la compañía eléctrica indicaron que dicho lugar no tenía ningún contrato dado de alta actualmente, descubriéndose que el lugar contaba con una toma directa clandestina, lo que supone un delito de defraudación de fluido eléctrico.

 

Recabada toda la información, y tras una serie de vigilancias, la Guardia Civil solicitó al Juzgado la orden para la entrada y registro –que tuvieron lugar durante la mañana del martes- de las parcelas donde se había detectado la plantación, la nave cerrada y una vivienda anexa. Según explica la Guardia Civil, en la vivienda observaron que no había acceso directo desde la misma hasta el pasaje que permite llegar a la nave anexa, descubriendo eso sí que en la ventana del cuarto de baño había una verja exterior a la que le faltaban dos barrotes.

Para acceder de forma directa a la nave desde la calle, había una puerta de cochera, que tuvo que ser forzada por los agentes al no poseer la propietaria la llave. Una vez abierta la puerta, se descubrió que había una pared de ladrillos, que los agentes tuvieron que tirar por la fuerza para terminar de entrar a la nave y descubrir una plantación indoor totalmente equipada con lámparas de calor, equipos de aire acondicionado y todo lo necesario para su cuidado y mantenimiento.

Durante el registro de la nave, los agentes observaron una puerta que desemboca en el pasillo al que dan las ventanas de la vivienda previamente registrada, correspondiendo en concreto con la ventana del cuarto de baño que tenía la reja sin barrotes (es decir, que los propietarios de la plantación accedían a la misma a través de la ventana del cuarto de baño de la vivienda).

La Guardia Civil acabó por incautar un total de 234 plantas de marihuana de diferentes tamaños, 12 lámparas de calor, 12 alimentadores, 1 cuadro eléctrico, dos aparatos de aire acondicionado portátiles, un aparato de aire acondicionado de pared, un ventilador portátil de pata, tres garrafas de fertilizante, varios botes de abono y 450 euros.

Ante ello, los agentes procedieron a la detención, como autores de un delito contra la salud pública, de un varón de 40 años de iniciales R.B.B. y de una mujer de 39 años de iniciales J.S.B. Asimismo, se procedió a la lectura de derechos como investigados no detenidos de un varón de 20 años de iniciales M.B.S., y de otro de 19 años de iniciales C.B.A. Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Ciudad Rodrigo.