Lunes, 28 de septiembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Un tren de colores para los más pequeños de Saelices El Chico

Se trata de un taller infantil que Enusa viene financiando durante los últimos 9 años

Llega el mes de agosto y nuestros pueblos se llenan de gente, este año con más motivo los oriundos de cada localidad pequeña de España, han declinado su estancia vacacional  en  lugares de mayor tumulto por la “seguridad” que puedan darnos los “nuestros” al tener un poco más  de control a la hora de salir a la calle o espacios públicos.

Durante estos días podemos ver como nuestros pequeños pueblos se han llenado de paisanos que hacía tiempo que no venían al pueblo o que pasaban los pocos días de las fiestas y optaban por continuar sus vacaciones en las playas o lugares con reclamos atractivos para esta época del año.

 

La preocupación llega a los alcaldes de nuestros pequeños pueblos, queriendo hacer la estancia de sus gentes lo más agradable y entretenida posible.  Tarea fácil de organizar años atrás pero que la llegada del Covid trae de cabeza a todo el equipo organizador de fiestas populares.

 El Ayuntamiento de Saelices El Chico encabezado por Francisco Bernal, ha optado por organizar un verano cultural para “tapar” ese vacío de suspensión de actos populares masivos al que ya hemos dedicado y dedicaremos  su espacio en este medio de comunicación recientemente.

Una de las actividades con las que el Covid-19 no ha podido, ha sido con El Tren de colores, un taller de actividades para todos los públicos pero utilizado mayoritariamente por los más pequeños de la villa. Un taller financiado con 2.500 euros por Enusa y que corresponde al 90% del coste en total aportando el consistorio saeliceño el 10% restante del coste total del curso.

Teatro de títeres a cargo de Pilar Borrego, taller de caricaturas de la mano de Chele, cuentacuentos de Pilar Salazar y magia a cargo de Cristian Dream son las actividades que los más pequeños de la localidad de Saelices pueden disfrutar durante estos días con mucha seguridad al seguir todas ellas unos estrictos protocolos sanitarios