Domingo, 27 de septiembre de 2020
Las Arribes al día

“No abrir las piscinas es una de las cosas que me ha quitado el sueño”

La regidora confiesa estar muy orgullosa de los vitigudinenses por su comportamiento cívico ante el covid-19

Luisa de Paz, alcaldesa de Vitigudino

Luisa de Paz Palacios hace balance de este primer año como alcaldesa de Vitigudino, periodo que le ha dejado cierto sabor ‘agriculce’, confiesa.

¿Nos hace un balance de este primer año de legislatura?

Ha sido un año muy cambiante, a partir de ahora la experiencia ayudará un poco. A nivel personal he pasado por muchas fases, al principio muy ilusionada, después unos meses muy duros, y luego a llegar sentirme bien, a relativizar y darle importancia a lo que la tiene, pero luego ha surgido el COVID y el balance se descoloca totalmente. He dado todo lo que he podido y voy a seguir dándolo, pero me deja un sabor agridulce. La oposición siempre tiene que hacer oposición, no vamos a engañarnos, es su rol y su papel, pero no todo vale, una cosa es hacer oposición responsable y otra hacer una oposición que paralice administrativamente. Creo que lo que hay que mirar es el beneficio del pueblo y no el perjudicar a unas siglas.   

¿Con qué se queda de este primer año como alcaldesa de Vitigudino y qué le hubiera gustado que no hubiera sucedido?

Me quedo con haber conocido a mucha gente del pueblo que no conocía, con los que había cruzado más que un hola y un adiós, y que es gente válida y muy buenas personas. Y el COVID es lo que me hubiera gustado que no hubiera sucedido. 

¿Cuáles son los principales problemas de Vitigudino?

Ahora mismo el COVID y seguro que por algún tiempo. Respecto a lo que teníamos antes, el envejecimiento de la población, la falta de tejido industrial, desánimo para emprender… Todos son problemas que aunque no se generen aquí, finalmente se sufre. Se cierra una empresa y no se abre otra. En el campo la gente se va jubilando y no hay gente joven que quiera quedarse. El problema principal es ese, lo vacío que se va quedando todo y la falta de entusiasmo para invertir aquí.  

¿Cómo van las obras del mercado de abastos, las de los vestuarios del campo de fútbol y las del centro cultural?

En el mercado de abastos se pondrá la cubierta en breve, ya hemos enviado las invitaciones para que oferten varias empresas, y después se remodelará por dentro. Para los vestuarios ya tenemos presupuesto para la instalación eléctrica y el falso techo, ya está puesto el suelo y el resto que faltaba, y por fuera vamos a poner una puerta y arreglar la fachada.

El centro cultural cambiará bastante tras las obras…

Ya están hechos los baños y se está remodelando la planta superior para dejar un aula para cursos de formación. Seguiremos con ventanas y una reforma integral porque tiene muchos años y con el tiempo las cosas se deterioran.

Un proyecto pendiente es el camino de acceso desde la carretera de La Fuente de San Esteban al polígono agroalimentario… 

Tenemos más próximo el inicio de la obra de acceso desde la carretera al camino que el propio camino. Ha habido que modificar el proyecto para darle una mayor anchura y eso ha obligado a modificar algunas cosas. Y ha estado sujeto a recursos, de hecho hay un contencioso puesto, pero esperemos que se inicie porque es básico y fundamental para el pueblo.   

¿Qué proyectos tiene previstos a corto plazo?

La recepción de los dos polígonos, el agroalimentario y el industrial. Del agroalimentario quedan unos pequeños flecos que tienen que solucionar los propietarios...., ya han llegado las licencias de la CHD. Y en el industrial estamos pendientes del catastro, para ver cómo está cada una de las parcelas después de algunos cambios en los últimos meses. Se ha solucionado con la empresa y los ingenieros el problema de desfase económico que había. Se ha ahorrado a los propietarios un montón de dinero al haber detectado estas incidencias. También, la empresa de la ITV ha solicitado a la Junta el paso permanente para la inspección de vehículos., lo que se ha retrasado por el COVID y por el cambio del director general de Industria con todo su gabinete. También se acometerán tres glorietas, dos en la CL-517, y una para dar acceso desde la carretera de La Fuente al camino que comunica el polígono agroalimentario. Probablemente se acometa está última antes que la de La Pepita. En breve estaremos con la renovación de las redes de abastecimiento de varias calles, obras que se ejecutará entre este año y el que viene, lo que redundará en ahorro para el usuario. Tenemos pendiente también el arreglo de los caminos. Está solicitada a la Diputación la motoniveladora desde hace dos meses y medio, y la subvención desde hace unos 20 días, y todavía no sabemos nada. Tenemos el compromiso de que nos llegará, pero todo va lentísimo.

¿En qué medida se ha visto afectado Vitigudino por el Covid-19?

El Covid-19 obligó a cerrar todo en marzo, no hemos tenido fiestas, nos estamos perdiendo el verano…, entonces muy mal para el comercio, el sector servicios y la hostelería. Para el campo, si los restaurantes no abren hay menor demanda de carne y no se venden los animales... Afortunadamente el sector de la alimentación ha mantenido sus ventas y el empleo, lo que quiero agradecer expresamente porque han estado al pie del cañón y arriesgándose a contraer la enfermedad. A nivel municipal, el trabajo ha sido raro, teníamos que cumplir servicios mínimos, pero casi todo ha quedado parado. Los trabajadores han venido cuando ha sido preciso pero muy restringido, y ahora mismo estamos pagando las consecuencias.

No abrir las piscinas le ha costado alguna crítica…

Pues sí, ha sido una de las cosas que nos ha quitado el sueño, a mí en particular. Cuando las personas que las gestionan nos dijeron que no les interesaba lo llevábamos ya muy pensado. Habíamos hecho reuniones con otros municipios y estábamos viendo con la Junta las recomendaciones. Las personas que la llevan siguen con el contrato pero no han abierto a pesar de que se amplió el aforo al 75%. El Ayuntamiento no puede aportar más, porque excepto el cloro, los socorristas y la taquilla, el resto lo cubre el Ayuntamiento. En cualquier caso, en el escrito que registraron en el Ayuntamiento para informar de que no abrirían, aluden a cuestiones de seguridad y responsabilidad, y eso sí que lo comparto. En última instancia tal vez pudiera haberles obligado a abrir, pero no me parecía correcto hacerlo. Prefiero tener críticas y malas caras por no abrir un año y que no pase nada, a abrir y que surgiera un solo contagio por este motivo, lo que no me lo podría quitar de mi conciencia. Es algo que he sentido mucho.

No habrá toros ni verbenas ni carrozas. ¿Cómo suplirán lo más importante de las Ferias de Vitigudino?

Pues como se ha podido, haciendo caso de las recomendaciones como en el caso de las piscinas. Las verbenas estaban todas cerradas desde enero, lo que no estaba cerrado eran los toros. Hemos decidido suspenderlos porque no se puede hacer gran cosa. Estábamos felices porque lo teníamos hecho en enero después de que el año anterior tuvimos que prepararlo todo en un mes; y ese trabajo intenso de Victoria,  la concejala,  pues al final no ha servido para nada. Vamos a paliar en lo posible con actuaciones al aire libre y pensando en todas las edades, para los mayores habrá alguna actuación más nostálgica como el tributo a Julio Iglesias, para los jóvenes el tributo a Sabina… Para los niños estará ‘El Rey León’, habrá autocine, folclore…, un poco lo que se ha podido. Y luego estará la feria medieval que ha preparado la otra concejala, María José, y que tendrá actividades para todas las edades. Todo  esperando que de aquí a primeros de agosto no haya ningún rebrote en la zona y no tengamos que volver para atrás.

¿Qué quiere decirle a los vecinos para estos días?

Que tengan muchísima salud. Que siento mucho el confinamiento al que han estado sometidos, pero no puedo estar más orgullosa porque la gente se está comportando con civismo. Quitando algunas excepciones en la noche, todo el mundo está teniendo un comportamiento ejemplar, demostrando lo buenas gentes que son, Sobre todo desearles mucha salud, que de lo demás saldremos todos juntos luchando a brazo partido.