Domingo, 25 de octubre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Carta pública de Joaquín Pellicer a la Plataforma de Bomberos Profesionales

En su calidad de Técnico del Parque de Bomberos Voluntarios, sale al paso de las manifestaciones de la Plataforma

> A continuación reproducimos de forma íntegra la carta pública difundida por Joaquín Pellicer, en calidad de Técnico del Parque de Bomberos Voluntarios de Ciudad Rodrigo, en respuesta a las manifestaciones realizadas una vez más en las últimas horas por la autodenominada Plataforma de Bomberos Profesionales de Castilla y León, que tiene como objetivo que el Parque mirobrigense esté atendido por Bomberos-funcionarios, rompiendo con el histórico modelo de gestión que tiene (hay que recordar que la Asociación Humanitaria de Bomberos Voluntarios está cumpliendo 120 años).

> A la Plataforma de Bomberos Profesionales:

Me permito escribir estas líneas ante las informaciones aparecidas en los medios de comunicación sobre la rueda de prensa efectuada por la Plataforma de Bomberos Profesionales, en la que considero que se demuestra una total desinformación acerca de lo que representan y son los bomberos voluntarios de nuestra comunidad rayana con lo desafortunado.

Desde hace tiempo, los que formamos parte de alguna asociación de Bomberos Voluntarios, venimos asistiendo a una campaña de desprestigio por parte de la denominada Plataforma de Bomberos Profesionales de Castilla y León, respecto de nuestra capacidad profesional y de la inseguridad que representan estos cuerpos para la ciudadanía, por lo que creo conveniente aclarar determinados extremos que demuestran la poca información de que disponen los miembros de la citada plataforma.

En primer lugar y sin pretender molestar a nadie, no comprendo cómo se auto-determinan “Plataforma de Bomberos Profesionales”, en lugar de “Plataforma de Bomberos Funcionarios”, cuando lo único que reclaman hasta la fecha es la función de autoridad del bombero funcionario, persona que ha adquirido la condición de “bombero funcionario” al aprobar una oposición.

¿No son bomberos profesionales los miembros de las empresas privadas que llevan a cabo la formación de los diferentes cuerpos de bomberos? ¿No son bomberos profesionales los miembros de empresas privadas que se encargan de la seguridad de empresas privadas y públicas?, ¿Han comprobado la profesionalidad y capacitación de los miembros de los Cuerpos de Bomberos Voluntarios existentes en la geografía nacional? ¿Han comprobado el nivel de formación de los mismos?

Considero que la mínima sensatez que debe requerirse antes de realizar declaraciones sobre un asunto es informarse de lo que se va a hablar, algo que en este caso parece haberse obviado.

Me resulta cuanto menos denigrante realizar afirmaciones como “voluntarios voluntariosos”, que he leído en algún medio de comunicación como expresión realizada por algún portavoz de la citada Plataforma referente a los miembros de estos cuerpos, demostrando un desprecio absoluto por la capacidad del bombero voluntario para hacer frente a la labor a la que se ha encomendado.

El respeto que me merecen todos los bomberos de los diferentes cuerpos de la geografía nacional, Administraciones Públicas y Empresas Privadas, no está reñido con la defensa de los Cuerpos de Bomberos Voluntarios que durante muchos años han contribuido al bienestar de los ciudadanos del territorio de su competencia, donde los funcionarios no llegaban.

Y en ese sentido, ante la postura que viene manteniendo la “Plataforma de Bomberos Profesionales (funcionarios)”, tengo que manifestar el desacuerdo con las afirmaciones que sus representantes vienen haciendo al respecto de la formación y capacidad de los Cuerpos de Bomberos Voluntarios y los que forman parte de empresas privadas. De hecho, mientras un bombero profesional-funcionario, demuestra su capacidad en una oposición (examen sobre la Constitución, temas especificaos de cada administración y pruebas físicas), un bombero, por ejemplo, del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Ciudad Rodrigo, debe demostrar su capacitación durante dos años como bombero aspirante en las que además de superar una prueba físico-médica y un test psicológico, asiste a cursos de formación y participa en tareas auxiliares en intervenciones reales, adquiriendo la condición de bombero voluntario una vez superado este periodo.

En el caso del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Ciudad Rodrigo, del que formo parte, la capacidad de sus bomberos se viene demostrando desde el año de su fundación, 1900, habiendo recibido el reconocimiento de diferentes administraciones y particulares en todo este tiempo, incluso siendo distinguido con la Medalla de Oro al Mérito de la Protección Ciudadana de la Junta de Castilla y León en 2013.

Los Bomberos Voluntarios no estamos en contra de las reivindicaciones de los Bomberos Funcionarios, pero si les pedimos que lo hagan desde el respeto que merecemos y sobre todo desde la información necesaria de nuestra labor en defensa de los ciudadanos, de nuestra formación y de nuestra capacidad de llevar a cabo el servicio que nos hemos encomendado dándole prioridad a la ayuda a nuestros convecinos sobre nuestro trabajo y nuestra vida familiar.

Y por supuesto, no confundan a la gente, el sistema de cuerpos mixtos y sobre todo de voluntarios está implantado en toda la geografía europea y si quieren tomar un ejemplo, fíjense en Alemania (ejemplo a seguir para todo) donde el cuerpo de bomberos predominante es el de Bomberos Voluntarios junto a Cuerpos de Bomberos Profesionales.

La existencia de una sentencia que anula los procedimientos de Concurso de la Adjudicación del Servicio de Extinción y Salvamento de varias comarcas en Salamanca, solo responde a la interpretación de la Ley de aplicación al mismo y no supone que el servicio se esté prestando con una precariedad manifiesta como parecen dar a entender desde la citada Plataforma de Bomberos Profesionales (Funcionarios).

Y esta sentencia también debe valer para que los políticos encargados de redactar las leyes correspondientes, antes de hacerlo, se informen de los sistemas existentes en nuestro entorno geográfico, que llevan años en práctica con una eficacia demostrada y se alejen del CORPORATIVISMO de las posturas que mantiene la “Plataforma de Bomberos Profesionales (Funcionarios)”.

Días atrás se ha aprobado una moción en las Cortes de Castilla y León sobre la necesidad de redactar una ley que regule la actividad de los cuerpos de bomberos en nuestra comunidad. Sería deseable que los diferentes grupos políticos antes de dejarse influenciar por corrientes de distinto signo, sindicatos, plataformas, etc., se informen de los sistemas existentes en la Comunidad Europea con eficacia demostrada, antes de adoptar un sistema acorde a las reivindicaciones de grupos de presión.

La actuación de la denominada “Plataforma de Bomberos Profesionales (Funcionarios)”, solo cabe entenderse dentro del corporativismo imperante en nuestra nación y sin poner en duda la legitimidad de sus reclamaciones, las deberían llevar a cabo con el mayor de los respetos para quienes formamos parte de la Protección Civil de nuestros ciudadanos a través de asociaciones de voluntarios, voluntarios en cuanto a su carácter, pero profesionales en cuanto a su capacitación y formación.

Fdo.: Joaquín Pellicer Valverde

Técnico del Parque de Bomberos Voluntarios de Ciudad Rodrigo