Domingo, 9 de agosto de 2020
Ciudad Rodrigo al día

El cierre de la hostelería a las 2.00 horas entra en vigor de forma repentina en pleno fin de semana

Con los bares cerrados y cientos de jóvenes por las calles en una calurosa noche veraniega se prevé una larga velada callejera

Si la Junta de Castilla y León ya sorprendió el pasado jueves al anunciar que iba a limitar el ocio nocturno pese a no haber ningún brote de coronavirus relacionado con el mismo en la región, el organismo autonómico ha vuelto a sorprender al lanzar la medida en pleno fin de semana y con escasísimas horas de antelación: ya en la madrugada del sábado al domingo todos los establecimientos de hostelería deberán tener cerradas sus puertas a las 2 de la mañana.

Así figura en la Orden de la Consejería de Sanidad que se publica este sábado en el Boletín Oficial de Castilla y León, que ha tenido edición sabatina de forma excepcional (el Bocyl se publica de lunes a viernes) únicamente con este motivo, para que la medida entre ya en vigor a las 0.00 horas de este domingo.

Como ya avanzó el jueves el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, la Junta de Castilla y León ordena que cualquier establecimiento de hostelería y restauración, discotecas y resto de establecimientos de ocio nocturno, y locales de juego y apuestas, no admitan más clientes y no sirvan más consumiciones (tanto dentro de los locales como en las terrazas) desde las 1.30 horas, debiendo desalojarse por completo los locales a las 2.00 horas. Asimismo, a esa hora también deben estar cerradas las peñas.

La medida puede ser efectiva contra el coronavirus, pero lo que es muy probable es que cause una larguísima velada callejera, ante la presencia en las calles de cientos de jóvenes sin nada en concreto que hacer en una calurosa noche veraniega. A eso se añade en el caso de Ciudad Rodrigo la escasez de efectivos de seguridad para poder llegar a controlar a tanta gente, con lo cual puede vivirse perfectamente una ‘noche toledana’.

Según figura en la Orden de la Consejería de Sanidad, la medida estará vigente en principio hasta el 31 de agosto, pero podría prorrogarse y modificarse en función de la evolución de la situación epidemiológica en Castilla y León y de las circunstancias que concurran.