Sábado, 15 de agosto de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Las ‘joyas’ de Siega Verde se acercan a Los Águila para celebrar sus 10 años como Patrimonio Mundial

En una exposición de la artista Marcela Navascués que se podrá visitar hasta finales del mes de septiembre

Este sábado 1 de agosto se cumplen 10 años exactos del momento en que la UNESCO otorgó la Declaración de Patrimonio Mundial de la Humanidad al Yacimiento Prehistórico de Siega Verde ubicado en los municipios de Villar de la Yegua, Villar de Argañán y Castillejo de Martín Viejo, como prolongación de la Declaración que ya ostentaba el Yacimiento portugués de Foz Côa, debido a las similitudes de las manifestaciones prehistóricas encontradas en ambos lugares.

A falta de actos en el propio Yacimiento, durante esta jornada tan especial se han programado un total de tres en la comarca, abriendo el día la inauguración de la exposición ADN del Arte. Raíces paleolíticas en el arte transfronterizo que se podrá visitar en el Palacio de Los Águila de Ciudad Rodrigo hasta finales del mes de septiembre (los otros actos del día son una recreación de la vida prehistórica en Villar de la Yegua y el espectáculo Neanderthal que se pondrá en escena en la noche del sábado en el Teatro Nuevo Fernando Arrabal).

La exposición ADN del Arte pertenece a la artista Marcela Navascués, quién como ella mismo explicó estaba aprendiendo el arte de la joyería en el norte de Portugal cuando descubrió hace un par de años el Vale do Côa, lleno de petroglifos que suscitaron en ella “una singular emoción al conocer el legado de aquellos humanos capaces de crear ese espacio mágico, espiritual, simbólico y sagrado, y sin embargo actual”, según señala su madre, Margarita de Lucas Diago, directora de la Galería Edurne de Madrid.

Marcela Navascués vio que podía aplicar la joyería a las “joyas del pasado” de Foz Côa, para crear una serie de grandes cuadros negros, con luces vibrantes, inspirados en la fuerza y la luz que desprenden los grabados paleolíticos. La muestra se pudo ver por primera vez el año pasado en Foz Côa, siendo ahora invitada a exponer de nuevo para celebrar los 10 años de Siega Verde como Patrimonio Mundial, para lo cual ha creado tres piezas nuevas (no ha tenido tiempo de hacer más, según comentó), una de ellas el venado que es el símbolo de Siega Verde, y las otras dos sendos perros que le gustaron. Asimismo, la exposición incluye un par de maquetas para crear grandes instalaciones.

 

Las autoridades

La inauguración de la exposición estuvo repleta de autoridades, siendo el más relevante el viceconsejero de Cultura de la Junta de Castilla y León, Raúl Fernández Sobrino, quién expuso que esta exposición de arte contemporáneo era pertinente en Ciudad Rodrigo “porque es una ciudad con un eminente actividad cultural, y es Conjunto Histórico”. En su intervención, el viceconsejero repasó el resto de actividades programadas para los próximos meses para celebrar la década de Siega Verde como Patrimonio Mundial.

Para el alcalde de Ciudad Rodrigo, Marcos Iglesias, la exposición “ayuda a visibilizar el Yacimiento”, apuntando que Siega Verde “representa mucho para nosotros, es uno de los puntales de la comarca”, considerando que “estamos llamados a trasladar que somos un destino turístico a complementar junto a los municipios donde está el Yacimiento”.

En ese sentido, quiso hacer una doble reivindicación. Por un lado, un llamamiento a todas las administraciones para visibilizar el Yacimiento: “toda colaboración es poca”, pidiendo que “todos hagamos un esfuerzo, incluido el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo”. Por otro lado, recordó que Miróbriga quiere ser declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad siguiendo el modelo de Foz Côa y Siega Verde, es decir, como prolongación de la candidatura de las Fortalezas Abaluartadas portuguesas. Desde su punto de vista, esta declaración haría que “nuestra comarca estuviera más visibilizada y protegida por parte de las Administraciones”.

Precisamente, el presidente de la Fundación Côa Parque, Bruno Navarro, manifestó que “el patrimonio y el arte pueden servir como motores de desarrollo, sobre todo para las zonas más despobladas”, entendiendo asimismo que “las comunidades deben percibir el valor que tiene el Patrimonio y todo lo que les ayuda a mejorar su vida”.

En su intervención, dio las gracias a “todos los que han trabajado por construir la relación transfronteriza” durante estos años, mencionando a los alcaldes de los municipios donde está enclavado Siega Verde, que “están presentes en los momentos de la vida del Yacimiento”; a Adecocir, entidad encargada de las visitas, especificando que su presidente, Nacho Alonso, es “un gran embajador de Siega Verde por todos los lados por los que va”; y a los trabajadores que están a diario en Siega Verde.

Desde su punto de vista, “todo hace para que la relación entre los dos países sea más fluida”, alentando a “preservar esta relación, porque así seremos espíritu y ejemplo para todo el mundo”. De igual modo, el viceconsejero de Cultura, Raúl Fernández Sobrino, recordó que “la conservación del patrimonio es una labor continua”.