Viernes, 14 de agosto de 2020

 Más de 10.000 alumnos salmantinos tienen derecho a libros gratis el próximo curso escolar

En el conjunto de Castilla y León, los beneficiarios del programa Releo Plus ascienden a un total de 65.896 alumnos 

Un total de 65.896 alumnos de Castilla y León -10.382 de Salamanca- tendrá derecho a la gratuidad de los libros de texto el próximo curso 2020-2021 según los datos hechos públicos este viernes por la Consejería de Educación de los beneficiarios del programa Releo Plus.

En la primera fase de este programa, gestionado por la Dirección General de Innovación y Formación del Profesorado, se ha reconocido el derecho a 65.896 solicitantes, esto es, todos aquellos alumnos de Educación Obligatoria cuya renta familiar es inferior a los 18.800 euros -2,5 veces el IPREM-. Esta cifra de beneficiarios supone el 32 por ciento de los alumnos de enseñanzas obligatorias.

El siguiente paso de este proceso es la preasignación de libros existentes en el Banco de Libros a los alumnos beneficiarios. En el caso de no haber disponibilidad de todos los solicitados, las familias pueden comprar los que faltan y solicitar posteriormente el abono de los importes a la Consejería de Educación, que se hará cargo de los mismos, previa justificación.

Una vez completada esa fase, los ejemplares que queden disponibles en los bancos de libros se distribuirán, teniendo en cuenta la renta familiar, entre los 44.063 solicitantes cuyas familias superan el nivel de renta exigido para beneficiarse de la gratuidad total, por lo que la cifra total crecerá.

Así, en el curso 2019-2020, los alumnos a los que se les reconoció el derecho de gratuidad total eran 66.728 y, al terminar el proceso, fueron 88.230 beneficiarios los que recibieron algún tipo de ayuda para libros de texto -total o parcial, dineraria o en especie-.

Las cuantías que recibe cada estudiante, como máximo, abarcan desde los 280 euros en Educación Primaria a los 350 euros para los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria. En el caso de que la Junta de Castilla y León tuviera que desembolsar el máximo de todas las cuantías, el importe de las ayudas superaría los 20,4 millones de euros.