Viernes, 14 de agosto de 2020

La OCU recuerda a los viajeros sus derechos en caso de confinamiento durante las vacaciones

La Organización de Consumidores y Usuarios incide en que todos los viajeros con destino vacacional contratado, entre los que se encuentran multitud de salmantinos, están asistidos por derechos en caso de que el coronavirus complicara la situación
Los viajeros con destinos vacacionales programados están asistidos por derechos en caso de complicaciones por el Covid-19 recuerda la OCU. Archivo
El aumento de casos de coronavirus diagnosticados especialmente en los últimos días, con un importante avance de los rebrotes y la consideración en algunos territorios de la denominada “transmisión comunitaria” está elevando la incertidumbre de los ciudadanos a la hora de viajar, ya que a la complicada situación que parece dibujarse, se une el estudio e incluso el planteamiento de la posibilidad de declarar el confinamiento domiciliario obligatorio. Ante esta circunstancia, que podría terminar afectando a cualquier población o territorio con el paso de los días, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) quiere aclarar a los viajeros los derechos que les asisten en caso de sufrir de alguna manera las consecuencias del confinamiento durante sus vacaciones de verano. 
 
Un planteamiento este que genera inseguridad entre quienes tienen programados desplazamientos vacacionales, entre los que se encuentran miles de salmantinos, situación que no debe suponer miedo ya que, tal y como señalan desde la OCU “si el confinamiento impide al viajero trasladarse a su destino vacacional, podrá reclamar la devolución del dinero adelantado, tanto del medio de transporte (autobús, tren, avión) como del alojamiento contratado (apartamento, hotel…)”.
 
Si se diera el caso en el que el confinamiento se declare allí donde el viajero estuviera de vacaciones y se viera obligado a regresar antes de tiempo a su residencia habitual, como consumidor “tendría derecho a reclamar la devolución del precio de la parte de los servicios no disfrutados, como los días pendientes de la estancia en el apartamento, por ejemplo; y, si tuviera contratado un medio de transporte que no pudiera utilizar, la devolución del dinero adelantado”. Pero si el confinamiento obliga al viajero a permanecer en cuarentena en su destino vacacional, desde la OCU aseguran que  “será la administración la responsable de sufragar cualquier gasto extraordinario, como la ampliación de la estancia en un alojamiento apropiado o el suministro de alimentos mientras dure la reclusión”.  
 
Sea como sea, en cualquiera de estos casos, la Organización de Consumidores y Usuarios asegura que es importante que el viajero haga constar sus derechos por escrito, con acuse de recibo y en un plazo no superior a 14 días desde el momento en que le resulta imposible disfrutar del servicio contratado. Ya sea a la compañía de transportes, al hotel, al arrendador o a la agencia de viajes, que dispondrá a su vez un plazo de 60 días para ofrecer al usuario una solución alternativa. En caso de no llegar a un acuerdo, afirman, “el prestador del servicio tendrá otros 14 días para proceder a la devolución del dinero”.