Domingo, 9 de agosto de 2020

Escrivá admite la tendencia al "unilateralismo" de las administraciones centrales

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno, reconoce también que ha habido una tendencia al "autogobierno" por parte de los mecanismos gubernamentales estatales y de la administración central
Acto telemático protagonizado por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno, José Luis Escrivà. EP
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno, José Luis Escrivá, ha reconocido que ha habido una tendencia al "autogobierno y al unilateralismo" por parte de los mecanismos gubernamentales estatales y de la administración central.
 
"Las competencias son compartidas", ha advertido Escrivá este miércoles en su intervención en la conferencia telemática 'La evaluación de las políticas públicas hoy', en la que también han participado los socialistas Miquel Iceta y Eva Granados.
 
Escrivá ha avisado de que la productividad de un país depende de la calidad regulatoria de sus políticas públicas, y en ese sentido, ha tachado de mediocres las políticas de las administraciones estatales y ha alertado de que hay "deficiencia metodológica".
 
Según él, el problema está tanto en la falta de definición de los objetivos y horizontes detallados en las memorias de las políticas públicas como en la de inspecciones de los servicios de las unidades administrativas, de personal especializado y de un cuerpo de evaluadores multidisciplinarios.
 
A su parecer, en el sistema actual no sigue una cultura basada en el análisis de la evidencia a partir de los datos ni apuesta por evaluaciones "rigurosas", por lo que ha instado a aplicar mecanismos de autoevaluación por parte de los equipos de la administración.
 
Asimismo, Escrivá ha puesto el ejemplo del modelo que siguen países nórdicos --como Dinamarca-- con gobiernos progresistas y socialdemócratas que "preservan" y reconocen la importancia del sector público, según él.
 
En ese sentido, ha instado a la interacción y cooperación entre distintos niveles administrativos y a modificar los "modos de operar", pese advertir de que no todos los proyectos para mejorar la administración y el estado del bienestar tienen rendimiento en un mismo ciclo político.