Sábado, 15 de agosto de 2020

Estrategias de Linkbuilding para potenciar el posicionamiento online

Alcanzar puestos relevantes en los resultados de búsqueda resulta una meta indiscutible para cualquier creador de contenido online. Y es que la supervivencia de un sitio web ya no consiste hoy en día en garantizar solo un buen contenido, sino en, además, hacerlo visible para potenciales usuarios.

Atrás quedó la época de la innovación y el monopolio de contenidos, puesto que, ante la gran masificación de dominios, resultaría extraño aseverar que quede algo por patentar.

Contando con que, por cada temática, existen mínimo miles de blogs y demás sitios web que la explotan, la balanza se torna finalmente hacia aquellos cuya estrategia de marketing online es la mejor de todas.

No hace falta replantearse en exceso cómo alcanzar esa visibilidad, puesto que los especialistas en SEO llevan años haciendo hincapié sobre la importancia de enriquecer un perfil de backlinks mediante una estrategia de linkbuilding cuidada y adaptada a los objetivos trazados. ¿Pero cómo llevar a cabo esta estrategia de posicionamiento?

Los expertos revelan el secreto

De acuerdo con una encuesta llevada a cabo por SEMrush, 850 especialistas en SEO y marketing digital concluyeron que lo más importante antes de emprender una estrategia de linkbuilding es tener muy claro que lo que se busca con esta técnica es aumentar tráfico y consecuentemente mejorar el posicionamiento en los buscadores orgánicos.

Teniendo esto claro, se subrayó que el linkbuilding no consiste exclusivamente en la gestión de enlaces, sino que abarca diversas técnicas que difieren en dificultad y como resultado en capacidad de alcance. Por este motivo, las técnicas clásicas de BlackHat han supuesto tantos problemas para los creadores de contenidos, puesto que con métodos de spam incluían indistintamente enlaces sin considerar la naturalidad que exigen los buscadores.

Esta realidad ha hecho que en parte muchos creadores de contenido le teman a la subcontratación y a la compra-venta de enlaces, a lo que los expertos responden que lo importante no es el hecho de forzar el posicionamiento, sino hacerlo de forma correcta.

Tal y como coincidió un 65% de los encuestados, la delegación de trabajo de linkbuilding a profesionales es en sí misma la estrategia más inteligente, por la sencilla razón de que la relación coste-eficacia se ve maximizada. De poco sirve obtener los mejores backlinks en un medio de elevada autoridad si al final no se cuenta con experiencia en redacción ni con contactos suficientes para interactuar con el medio con el se está colaborando.

Por este motivo, su recomendación es que además de comprar backlinks en agencias especializadas, se apueste por la delegación de redacción y gestión de las relaciones, lo que liberará tiempo para emprender nuevas compras con el fin de centrarse en crear una red de enlaces útil y de calidad para el rastreo de algoritmos.

Asimismo, recomiendan que lejos de estancarse en una modalidad de linkbuilding concreto se diversifique, para lograr un currículum variado. Esto quiere decir que al tiempo que se trabajen técnicas de gran alcance como son los artículos de invitados, la gestión de redes sociales, el e-mail marketing o la técnica skycraper, se acelere el proceso de posicionamiento con técnicas rápidas del tipo estudio de backlinks de la competencia, notas de prensa y posts en medios de elevada autoridad, que son los que dan resultados más inmediatos.

Aunque en parte resulta una ardua tarea, los resultados son duraderos y efectivos, por lo que merece la pena confiar en expertos para planificar una estrategia cuidada y de calidad. Tras un estudio completo de palabras clave, competencia directa e indirecta, así como una estimación de resultados a corto, medio y largo plazo, el proceso de linkbuilding se pondrá en marcha, gestionando aquellas estrategias que mejor se adapten a los objetivos a conseguir.

¿Pero cuáles son las mejores técnicas?

Como ocurre en todos los sectores, no hay un secreto para alcanzar el éxito, sino que este parte de la correcta gestión de recursos disponibles y sobre todo de la transparencia.

Los motores de búsqueda están diseñados para garantizar la buena experiencia de los usuarios, por este motivo si detectan que diversos medios apuntan hacia un dominio concreto y al rastrearlo a lo largo de sus distintas páginas concluye que verdaderamente resulta de interés público, las posibilidades de indexación serán seguras.

Los expertos en SEO lo saben y por eso insisten en la importancia de ofrecer contenido de calidad en sitios que transfieran tráfico de usuarios interesados en la temática que se esconde detrás del anchor sobre el que se hace clic.

Y junto con esta idea entran en juego los tipos de enlaces que por sí mismos darían para un breve diccionario. La idea final con la que quedarse, es que, aunque los enlaces dofollow traen beneficios en cuanto a transmisión de linkjuice, poseer dentro de la red de backlinks enlaces nofollow, sponsored y ugc (user generated content) aumenta la riqueza del dominio, al resultar más natural que solo poseer enlaces para posicionar.

Aunque muchos expertos recomiendan proporciones estándar de cada tipo de enlace, la mayoría concluye que esta también variará en función de las técnicas a combinar, el tiempo estimado para obtener beneficios y la propia temática con la que se pretenda posicionar.