Jueves, 13 de agosto de 2020
Ciudad Rodrigo al día

En marcha la edición más especial del Miróbriga Campus con un estricto protocolo

El Campus cuenta con 40 inscritos, que están atendidos por 7 monitores junto a Gabri de Aller y David Risueño como coordinadores

Casi cinco meses después, los Campos de Toñete de Ciudad Rodrigo regresaron en la mañana del lunes a la actividad ‘oficial’ (durante las últimas semanas ya han venido acogiendo algunas ‘pachangas’), con el arranque de la 5ª edición del Miróbriga Campus promovido por el Ciudad Rodrigo Club de Fútbol bajo la dirección de Gabri de Aller y David Risueño con la colaboración de la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento mirobrigense.

Esta nueva edición está marcada por completo por el coronavirus, habiéndose diseñado un estricto protocolo de seguridad para minimizar los riesgos de transmisión de la enfermedad. Para empezar, los 40 chavales inscritos al Campus van a llegar todos los días escalonados, en función de los tres grupos en los que han sido distribuidos para desarrollar la actividad en los Campos de Toñete.

De este modo, el bautizado como Grupo 1, que estará a cargo de Alberto Martín y Dani Crespo, llegará a las 9.45 horas y se irá a las 13.45 horas; el Grupo 2, responsabilidad de Rober y Omar, aparecerá por los Campos de Toñete a las 9.55 horas y se marchará a las 13.55 horas; y por el último, el Grupo 3, con José Manuel, Sergi y Javi Moríñigo al mando, deberá llegar a las 10.05 horas y finalizará la actividad a las 14.05 horas, todo ello con Gabri de Aller y David Risueño como coordinadores (todos los monitores cuentan con titulación).

 

Asimismo, los grupos van a realizar de forma escalonada los parones a media mañana para almorzar, que este año también serán especiales, ya que cada participante recibirá una bolsa personalizada con su almuerzo. Esas bolsas estarán colocadas en los lugares que se han asignado a cada uno en los bancos distribuidos bajo dos carpas montadas junto al campo de césped artificial, que este año servirán igualmente de ‘taquilla’, al no poderse usar los vestuarios. Todos los días se procederá a desinfectar las instalaciones.

Según señala Gabri de Aller, los chavales han aceptado de buen grado las normas, resaltando por ejemplo que los más mayores, “que suelen estar armando, se les ve muy concienciados con la situación”. Asimismo, los promotores del Campus se muestran “satisfechos” con el número de inscritos que han registrado teniendo en cuenta todas las circunstancias, incluido que este año el Campus se desarrolla más metido en el verano, abarcando la última semana de julio y la primera de agosto (en años anteriores eran las tres primeras semanas de julio).

Como todos los años, el Campus tendrá actividades especiales, como una sesión de piragüismo en la mañana del miércoles, sesiones siguiendo el método ACATEC, cuatro actividades nocturnas (dos por semana), o charlas: una sobre inteligencia emocional y otra de valores en el deporte.

Ver más imágenes: