Lunes, 28 de septiembre de 2020

El desván de la memoria

Revolución de los claveles

La primera señal del golpe de Estado en Portugal se dio el día veinticuatro de abril de mil novecientos setenta y cuatro, a las veintidós horas cincuenta y cinco minutos, a través de las emisoras asociadas de Lisboa -Faltan cinco minutos para las veintitrés horas-, dijo un locutor por la emisora asociada lisboeta y a continuación se emitió la canción de Paulo de Carvalho, -Y después, el adiós- (el cantante representó a Portugal en el último festival de Eurovisión). Este fue el primer indicativo que puso en alerta a las unidades rebeldes. Pasados veinte minutos de las cero horas del día veinticinco Radio Renaicença transmitió otra canción, la del Trovador, hasta entonces prohibida, de José Alfonso. Era una canción que adquiría así un alto significado simbólico, y marcó, como un slogan musical, el comienzo del fin del Estado Novo. La canción dice así: Grandola, villa morena, tierra de fraternidad, es el pueblo el que manda, ¡oh ciudad! dentro de ti.... Además de la canción se leyó a través de la emisora el poema. Previamente se había avisado a todas las unidades de que éste sería el momento, el minuto cero de la marcha a Lisboa y la ocupación de los centros vitales. Es en este momento cuando salió de Santarém hacia Lisboa el primer escuadrón auto transportado con ciento cincuenta hombres y dos vehículos pesados.  

El golpe militar del Movimiento de las Fuerzas Armadas triunfó en Portugal. Un comunicado oficial anunció por la noche que el presidente del Consejo de Ministros, Marcelo Caetano, se había rendido incondicionalmente al general Spínola, erigido en jefe de los sublevados, y que el presidente Américo Thomas y algunos de sus ministros estaban cercados en dos acuartelamientos y se esperaba su rendición en breve. Después de un breve tiroteo frente a la sede central de la Policía de Seguridad, donde murieron siete personas y trece resultaron heridas, la Policía también se adherió al Movimiento de las Fuerzas Armadas.

1975 Se proclamó a mil novecientos setenta y cinco como el Año internacional de la mujer. Probablemente por eso la escritora Esther Vilar presentó en TVE su libro titulado "El varón domado".

6-1975 Cumpliendo lo aprobado en la llamada “Ley Esteruelas”, el mes de junio de mil novecientos setenta y cinco se celebrará en las Universidades de toda España las Pruebas de Selectividad para ingresar en dichos centros.

Marcelo Caetano fue enviado a Funchal, en Madeira. A su salida le rindieron honores militares presididos por el general Spínola. La situación en Portugal era de calma aunque se mantenían cerradas sus fronteras con España.

De nuevo reunidos en el cine Coliseum Robert Redford y Paul Newman en "El golpe". Siete Óscar en mil novecientos setenta y tres; a la mejor película, al mejor director (George Roy Hill)… NO-DO. Tolerada. Technicolor. Próximamente “Asesinato en el Orient Express” (Sydney Lumet).