Jueves, 13 de agosto de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Comienza la última fase de las obras de renovación de la calle San Fernando

La intervención, que se espera que esté concluida antes de noviembre, tiene un presupuesto de 113.000€

El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo ha dado arranque en los últimos días a la última fase de las obras de renovación de la calle San Fernando, que comprende el tramo situado entre la confluencia con las calles Venerable Centenares y Los Caños hasta la Plaza de Herradores (que no está incluida en esta intervención, quedando pendiente su renovación –así como la de la calle Canal- para un futuro).

Hay que recordar que el tramo de la calle San Fernando comprendido entre la calle Santa Clara y la confluencia con las calles Venerable Centenares y Los Caños se reformó en los primeros meses del año 2015 (en dos fases que se hicieron de continuo), quedando sin hacer la tercera fase, algo que “no tenía sentido”, en palabras del alcalde Marcos Iglesias, quién se acercó a la vía a primera hora de la mañana del lunes junto al delegado de Obras Ramón Sastre, la delegada de Urbanismo Beatriz Jorge Carpio y el delegado de Jardines José Manuel Jerez.

Según se explicó en esa visita, aunque esta tercera fase va a ser ejecutada con personal contratado por el Ayuntamiento mientras que las anteriores corrieron a cargo de una empresa externa, se va a continuar con el mismo tratamiento para la calzada y las aceras, en las que se va a seguir apostando un nuevo tipo de baldosa, llamada granallada, que es “más segura y moderna”, en palabras de Marcos Iglesias.

 

En lo que respecta a la vida de la calle, “no se reducen espacios de aparcamiento significativamente”, ya que en este tramo todos están en línea mientras que en el reformado en 2015 había algunos en batería. Además, “no va a generar mucho estrago a los vecinos”, ya que las personas que residen en las Casas del Uranio tienen otros accesos. De hecho, la principal afectación (además de para los conductores, que tienen que desviarse hacia la calle Los Caños) es para una peluquería y un bloque de viviendas situado al lado de la misma.

Marcos Iglesias quiso incidir en que esta reforma se realiza porque es una vía “de conexión” entre las zonas comerciales de La Glorieta y El Cruce-Centro Comercial, “estando comprobado” que un entorno urbanizado adecuado “genera más atractivo comercial”. En este sentido, las obras pretenden “seguir dándole vida a esta calle”, cuyo primer tramo “está prácticamente colmado de establecimientos”, con casi todos los locales ocupados (justamente un negocio de esa vía ha cerrado hace escasas fechas).

Las obras tienen un presupuesto de 113.000€, que son financiados por la Diputación de Salamanca a través de su Plan de Apoyo Complementario. Está previsto que la intervención concluya antes del mes de noviembre. Durante la visita, el alcalde remarcó que estas obras siguen haciendo el Ayuntamiento sea “motor económico de la ciudad”, con 80 personas contratadas de forma temporal.