Viernes, 7 de agosto de 2020

La “nueva realidad” de Tejares.

Colorida Plaza del Maestro Manuel de Sena. Quizás un tanto escasa de vegetación, pero el tiempo dirá.

Siguiendo un poco el hilo de los últimos días analizando la “nueva realidad”, visité el barrio de Tejares para intentar ver algo distinto de lo habitual en Salamanca. Ya comenté hace tiempo, si bien hablando de bicis, que me parecía muy interesante su reforma, afrontar de forma diferente en Salamanca el diseño del espacio urbano. El problema está en las dificultades para redondear y rematar las cosas bien.

Quizás la innovación más interesante es dotar de barandilla los tramos más complicados de las calles de Tejares.

La casualidad me ha juntado con la visita del alcalde, no sé si a modo de inauguración, últimamente muy visible por los barrios. Lo que se ha hecho está bien y con ideas interesantes, en esencia han “peatonalizado” el viejo Tejares. Recogiendo la realidad de su nulo tráfico motorizado, si exceptuamos la vieja travesía. Se ha corregido algún error inicial, como atravesar el Parque de la Salud con un carril bici, trasladándolo a un lateral.

Arriba el tramo de carril bici que bordea el Parque de la Salud, de complicado trazado, también en el otro lado del Parque. No figura entre las propuestas del Plan de Movilidad. Abajo, carril que atraviesa el río por la remodelada pasarela al fondo, de conexión confusa con el barrio de Tejares. De momento se acaba en este punto, a pesar de haber realizado obras más adelante.

Con respecto a este carril bici, no entiendo su trazado definitivo si algún día llega a algún sitio, no aparece en el Plan de Movilidad. Quien, con más lógica, lo traslada a la antigua carretera, la Avenida de Juan Pablo II. Desconozco cómo se decide el recorrido de los carriles bicis en Salamanca, pero desde luego no según el sencillo principio de la distancia más corta, y el menor esfuerzo, es la línea recta.

A la izquierda está el río, paralelo a él se ha ajardinado la zona. Pero no se ha aprovechado para dar continuidad al carril bici que atraviesa el río por una pasarela, fuera de la parte inferior de la imagen. Esta es la única actuación en el norte del barrio.

En el lado norte junto al rio se pergeña otro carril bici, como se puede ver en la pasarela recién reformada. Se supone que continuará por la orilla según el Plan de Movilidad, pero no se ha desarrollado a pesar de haber intervenido en ella. Han ajardinado la zona con un mirador y un muelle, pero no han tocado la calzada. Sorprende no hayan hecho más en esta zona.

Calle Mediodía, abierta al tráfico. La verja blanca con árboles es el Centro de Mayores. Interesante el uso del color para señalar la continuidad de la acera. También se utiliza en alguna zona de plataforma única, imagen de abajo. 

Siguiendo con el lado al sur de la vieja travesía, han dejado un recorrido para vehículos delante de la puerta del Centro de Mayores y separando el barrio del parque. Cuando menos, se podría haber atenuado con un diseño menos evidente a pesar de no tener gran tráfico. Los principales usuarios del parque son precisamente personas mayores. Curiosamente, y pensando probablemente en estas personas, han colocado barandillas por diversas calles con cierta pendiente. Sobresaliente idea, perfectamente exportable al resto de la ciudad. 

Obsérvese la magnífica conexión entre la nueva obra de la Calle de la Iglesia y la Avenida de Juan Pablo II, un clásico en Salamanca. Quizás pensaban en un sitio para el contenedor.

Lo peor es no haber tocado al lado norte del barrio, así como el oeste y sus calles más anchas destinadas a coches que apenas circulan. También han dejado la Avenida de Juan Pablo II con sus características de carretera, quizás el reto más importante del viejo pueblo de Tejares. Esta vía necesita darle más espacio, comodidad y seguridad al caminante, así como introducir la bici. En el punto más estrecho será complicado, pero seguro encuentran soluciones. ¿Cuándo se exportará el nuevo diseño de Tejares al resto de la ciudad?. Cuando menos, hay barrios muy parecidos susceptibles de ser transformados así.

Pensando tal vez también en el contenedor, se puede ver lo bien que conectan la peatonal Plaza de Ladislao Sánchez, a la derecha, con la acera de la Avenida de Juan Pablo II.