Sábado, 28 de noviembre de 2020

Siempre hay que celebrar...

Estos “Alejandrinos del amor posmoderno” los escribí hace 10 años, que son los que se cumplen de la boda de Pablo y Laura. También por estas fechas se casaron Nuria y José. Para ellos y para las Cármenes, que hoy es su día… Y para las gentes de mar… En fin, para quienes quieran celebrar, lo que sea, va este poema…

Y aprovecho para tomar un descansito… ¡Hasta pronto!

Para ver y escuchar: https://youtu.be/pQJaf3wz16s

Ni un beso es un contrato ni una cama un juzgado,

ni hay quien ame o sea amigo como una obligación;

si es amor, no hay prejuicio; si es amistad, no hay prisa;

sí cabe algún consejo, no un juicio de valor.

 

Aunque el amor sea eterno, solo es suma de instantes,

solo por eso, a veces, no nos duele el dolor,

o sí duele, lo acepto, pero por compartirlo

como que se diluye, entre que se siente, y no.

 

La vida es el camino por más planes que se hagan

y no hay tiempo perdido viendo ponerse el sol:

será una escena cursi de comedia romántica

y no negaré ahora lo cursi del amor.

 

No piensen que confundo, que cuatrapeo conceptos,

que mezclo agua y aceite, o sea, amistad y amor,

para mí son lo mismo, de hecho, lo han sido siempre,

no hay uno sin la otra como no hay tres sin dos.

 

Me siento un poco extraño volviendo a contar versos

mas lo veo con cariño, creo que me hago mayor,

disfruto de la vida, de lo que me regala,

cualquiera es el momento de la celebración.

 

Por eso hoy es un día que encierra todo el tiempo

y en el que estamos todos, los que están, los que no

pero están en nosotros siempre que los pensamos:

la memoria es más fuerte que el más puro dolor.

 

Quise hacer una especie de decálogo irónico

y me salió esta suerte de letra de canción,

me traicionan las musas, esas que antes me hicieron

rogar que el buen Sabina se diera aquí color:

 

me cae que ya, dos veces, cuenta como obsesión..

 

 

@ignacio_martins

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

www.ignaciomartin.com

nachomartins (Instagram)