El vermú 

Buenos días señor Manuel.

Buenos días prenda.

Hoy amigo mío le voy a dar una primicia informativa ¿Recuerda usted a nuestro amigo-Juan Giménez? (ver foto). Que vive en Barcelona, pero que tiene raíces profundas con el singular pueblo salmantino de-El Cerro.

Pues sí; tengo de él grato recuerdo.

Pues bien. Hace unos días me ha regalado (enviado exprofeso desde la Ciudad Condal, un “tocho” de libro de 253 páginas a todo color). –ATLAS ILUSTRADO-EL VERMÚ-origen, elaboración, clases y bodegas.

Y me apresuro para aclarar lo de “tocho”; pues es un ejemplar espectacular con informaciones, fotografías sensacionales. ¡NO!... la expresión es referente a que pesa ¡más de un kilo! A ojo de buen cubero.

O sea. Que hemos traspasado fronteras con “eso” de nuestro modesto-Vermú-en la-Parcela-, con anchoas del Cantábrico.

Más, menos señor Manuel. Pero usted siempre arrimando el ascua a su sardina.

Lo cierto es; que desde que: “EL VERMÚ”-, apareciera en-Turín-, no ha abandonado las mesas de los europeos ni un solo instante, aunque si bien es cierto que en unas épocas su presencia ha sido más acentuada que en otras”. En España vuelve a estar de moda.

¡Y en la-Parcela- de Villaflores en Salamanca!

También. Ya sabe usted que en muchos pueblos eso de ir a “tomar el vermú” después de salir de –Misa Mayor-, acompañado de aceitunas y anchoas era “sagrado”. Ello unía a parientes, amigos y conocidos.

Cabal.

Y fíjese usted; en este-ATLAS ILUSTRADO-, sobre-“EL VERMÚ”-, (ver foto), he descubierto muchas singularidades al respecto. Por ejemplo: “El Vermú no se considera un licor, ni siquiera un destilado, sino una infusión, ya que se elabora en base a productos botánicos que se maceran normalmente en vino blanco”.

¡Menuda sorpresa!

Sí, además: “La palabra-VERMÚ-, aceptada por la-REAL  ACADEMIA ESPAÑOLA DE LA LENGUA-, deriva del alemán-VERMÚT-, que significa “ajenjo” y se define como un licor compuesto de vino, ajenjo y otras sustancias amargas y tónicas, que se toma como aperitivo.

Pero ¡ojo! Según un estudio de la-Universidad de Granada-, el-“VERMÚ”-, es la quinta bebida con mayor aportación calórica. Algunos de ellos pueden llegar a contener entre-130 y 200- gramos de azúcar por litro.

¡Toma ya!

Pues hay más; “En el norte de-Italia- toman “EL VERMÚ”-, antes de acostarse, pues las mujeres italianas creen que esta bebida aumenta el deseo sexual y hace más fogosos a sus maridos”.

¡Por Diosssss, diría nuestra inefable amiga Mari Loli!

Este-ATLAS ILUSTRADO-, “EL VERMÚ”-con buen criterio hace también una seria advertencia: “Este libro divulgativo no pretende incitar a beber. Recuerde beber con moderación. El exceso de alcohol altera la coordinación y el equilibrio, incrementa las conductas agresivas, puede provocar accidentes de tráfico y también enfermedades cardiopulmonares, diabetes y cáncer”.

Un buen consejo.

Sí señor Manuel y ello me recuerda lo que me contaba-en anécdota-, nuestro buen amigo-Pepe Rojas (q.e.p.d). Cuarenta años en el-Gran Hotel- de Salamanca: ¿Has vivido muchas anécdotas?... Pues sí bastantes, un-Hotel- es un mundo, ocurren múltiples incidencias, buenas y malas. Recuerdo que en cierta ocasión vino al-Hotel-, una gran personalidad árabe con todo su séquito. El relaciones públicas, también árabe, que traían nos preguntó ante nuestra sorpresa ¿Qué si el barman nuestro era de confianza? Naturalmente dijimos que sí. Pues dígale-continuó-, que vamos a pedir naranjada para todos; pero por favor, que sirvan bastante whisky en ella sin que se vea… ¡sólo con la naranjada imprescindible para darle color!...  

¡Qué bueno!

Apure el-Vermú-, señor Manuel, que hoy nos vamos ya. Y el último que salga ¡que apague la luz! Pero no sin agradecer a nuestro amigo-Juan Giménez-su estupendo obsequio  que nos ha servido para “elaborar”, sin “tapujos” ni naranjadas camufladas  este-ARTÍCULO-de hoy. ¿Y mañana?... Mañana será otro día.  Pues eso.