Lunes, 6 de julio de 2020
Bracamonte al día

Los ‘Corazones con Bata’ llegan a Peñaranda para agradecer la entrega de quienes se han empeñado en cuidarnos

Este movimiento desinteresado y solidario de casi medio centenar de mujeres, surgido en Sevilla, ya reparte miles de corazones a todos los que se han entregado en la pandemia, sirviendo de ánimo y aliento para continuar con su labor
Personal sanitario del Centro de Salud de Peñaranda ha recibido los "Corazones con Bata" cosidos por manos voluntarias de este movimiento surgido en Sevilla
Para conocer el origen de los ‘Corazones con Bata’ y su llegada a Salamanca y las comarcas de Peñaranda-Las Villas debemos empezar por el principio. Un comienzo que arrancaba en la noche del 14 de marzo, cuando el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, comparecía públicamente para anunciar el inicio del Estado de Alarma debido al imparable avance del coronavirus.
 
Lorena Leyva, vecina del Aljarafe, seguía la comparecencia desde su casa, viviendo aquellos momentos con la incertidumbre y el miedo que podrían tener cualquiera de los mortales, pensando en su padre, de avanzada edad, y sus hijos. Un desasosiego que la llevaba a la cama, aunque con pocas, muy pocas posibilidades de conciliar un sueño placentero. “Soy aficionada al Pachwork, asique desvelada e intranquila me levante de madrugada y comencé a hacer una plantilla a las cuatro de la mañana, dibujando un corazón que recorte…y así hasta siete. Mientras lo cosía pensaba en que se los iba a entregar a mi médico, otro a la chica que me hace la analítica, otro a mi farmacéutica….yo pensaba en ellos, en mi familia…y lloraba ante la situación que se nos venía encima” explica.
 
“Cogí un palillo de dientes y una cartulina sobre la que escribí ‘juntos lo conseguiremos, animo valientes’ y las cosí a los corazones. Los entregue y hablando con una amiga sobre ello se animó también a coser, y a su vez otra…y así comenzaron a sumarse más y más amigas. Tras ello, apenas cuatro días después, abrí cuenta en Facebook y aquello comenzó a hacerse grande hasta ser las 1.500 personas que hoy formamos el grupo de Corazones con Bata” relata Lorena.
 
Fueron unos inicios complicados pero la iniciativa iba tomando forma a medida que iban pasando los días, las semanas. “Mi marido, con gran paciencia y entrega, me grabo en video cosiendo un corazón y lo subí a la red social, lanzando un llamamiento para que la gente se uniera…y la respuesta fue sorprendente ya que numerosas mujeres acudieron a la llamada, volcándose en cuerpo y alma en esta iniciativa” asegura.
 
Relatar los comienzos es hacerlo de la solidaridad vecinal, ya que era la propia Lorena la que colocaba un cartel en la puerta de su vivienda sevillana, pidiendo rotuladores, cartulinas o telas…todo lo que pudiera aportar la gente de su entorno cercano para seguir con la iniciativa. Una situación que las llevaba a utilizar cortinas, mantelerías o rellenos de cojines de sus propias casas para confeccionar estos corazones. Un llamamiento que ofrecía sorpresas a diario ya que, tal y como reconoce, “me emocionaba mucho abrir la puerta de mi casa cada mañana y encontrarme una bolsa con material para continuar cosiendo, es algo inolvidable”.
 
El salón de su vivienda se convertía en un improvisado almacén en el que se depositaban todos los corazones cosidos por los colaboradores sevillanos para, desde ahí, comenzar a repartir a los diferentes cuerpos sanitarios y de seguridad de la zona, algo que contaba con el apoyo de los medios de comunicación, lo que suponía un impulso y que fueran cada día más y más mujeres de numerosos puntos de España, como Toledo, León o Salamanca, las que se unieran al movimiento ‘Corazones con Bata’ llegando a ser en la actualidad más de 40 integrantes, tejiendo y distribuyendo semanalmente más de 1.000 corazones, lo que les vale haber rebasado ya la barrera de los 22.000 obsequios durante estos meses.
 
Una red solidaria cuenta con manos amigas de la comarca de Peñaranda y Las Villas, como las que cosen desde Cantalpino o Macotera, grupo este último surgido del equipo que ha tejido las mascarillas en la localidad, y que ahora siguen colaborando activamente con esta causa, siendo más de una veintena las encargadas de proseguir con esta labor solidaria que ya se ha convertido en un movimiento nacional.
 
‘Corazones con Bata’ ya es una marca registrada, con sello e identidad propios, ya que se trata de un movimiento dedicado a regalar corazones en cualquier punto de la geografía a todos los sanitarios, cuerpos de seguridad y personal de diferentes sectores y servicios en general, que han estado y están en primera línea frente al Covid-19, algo que aún continúan haciendo, por lo que la intención de todas ellas es seguir con la labor y buscar mayor colaboración. “Pido ayuda para poder ayudar” asegura Lorena, por lo que quienes estén interesados en participar pueden ponerse en contacto con ellas a través del correo electrónico corazonesconbata@gmail.com o del teléfono 619 464 278 y aquí les explicaran a quienes estén dispuestos a sumarse como participar de este sensible y altruista movimiento. “Yo he empezado regalando corazones y este movimiento se morirá regalándolos” asegura, aunque reconoce que siguen necesitando donaciones de tela o material para continuar con el trabajo, que busca como principal finalidad el dar un impulso en el ánimo a todos los que diariamente se encargan de cuidar, ayudar y proteger a la ciudadanía frente al virus, como es el caso de los sanitarios de lugares como los Hospitales El Montalvo, en Salamanca, Virgen del Castañar, en Bejar, o el Centro de Salud de Peñaranda, quienes ya han recibido este delicado obsequio, junto con una carta de agradecimiento en la que el movimiento agradece su labor y dedicación para el bien común.
 
Imagénes del reparto de ‘Corazones con Bata’ en diferentes sectores y puntos de España