Lunes, 6 de julio de 2020

Decálogo sobre cómo actuar en caso de tener síntomas de COVID-19

La denominada nueva normalidad exige seguir siendo muy prudentes y extremar las precauciones para evitar los contagios 
La fiebre, uno de los síntomas más comunes de la infección por COVID-19

Saber cómo actuar nos puede ayudar a controlar mejor las situaciones que puedan surgir estos días y a prestar ayuda a las personas de nuestro entorno. En caso de tener síntomas compatibles con la COVID-19 (fiebre o tos o dificultad respiratoria), estos son los 10 pasos que debemos seguir, tal y como nos recuerda el Ministerio de Sanidad. 

  • Autoaislarse: En una habitación de uso individual con ventana, manteniendo la puerta cerrada, y, si es posible, baño individual. Si no es posible: mantén la distancia de seguridad de 2 metros con el resto de convivientes y extrema la higiene.
  • Mantente comunicado: Ten disponible un teléfono para informar de las necesidades que vayan surgiendo y puedas mantener la comunicación con tus seres queridos. 
  • ¿Sensación de gravedad?: Si tienes sensación de falta de aire o sensación de gravedad por cualquier otro síntoma llama al 112.
  • Teléfono de tu comunidad autónoma: Si no, llama al teléfono habilitado en tu comunidad autónoma o contacta por teléfono con tu centro de salud. 
  • Autocuidados: Usa paracetamol para controlar la fiebre; ponte paños húmedos en la frente o date una ducha templada para ayudar a controlar la fiebre; bebe líquidos; descansa, pero moviéndote por la habitación de vez en cuando.
  • Aislamiento domiciliario: Ahora que ya has hecho lo más inmediato, estudia y aplica las recomendaciones para el aislamiento domiciliario e informa a tus convivientes de que tienen que hacer cuarentena. 
  • Lavado de manos: Asegúrate de que en casa todos conocen cómo hacer un correcto lavado de manos. 
  • Si empeoras: Si empeoras o tienes dificultad respiratoria o no se controla la fiebre, llama al 112. 
  • Cuarentena: Se debe mantener el aislamiento un mínimo de 10 días desde el inicio de los síntomas, siempre que hayan pasado 3 días desde que el cuadro clínico se haya resuelto.
  • Alta: El seguimiento y el alta será supervisado por su médico de Atención Primaria o según indicaciones de cada Comunidad Autónoma.