Lunes, 13 de julio de 2020

Los charlatanes y la venta callejera en Salamanca

En los primeros compases del siglo XX, Cándido Ansede inmortalizó a este grupo de vendedores y vecinos de la ciudad de Salamanca

La vida se trasladaba a la calle. Allí se hacía el trueque y la compra, se jugaba o se convivía. Las carencias juntaban más a la gente a la luz del día. El gran fotógrafo Cándido Ansede dejó testimonio de la vida ciudadana, de las costumbres, como en esta imagen en la que se nos muestra un puesto de venta callejera en Salamanca.

La fotografía está hecha en los primeros compases del siglo XX y supone un notable cambio en la manera de acercarse a la vida comercial de la calle. El trabajo de Ansede pertenece a la corriente documentalista y se interesa no tanto por los grandes acontecimientos como por los pequeños detalles, los grupos humanos, en este caso vendedores ambulantes, puestos callejeros y charlatanes. La imagen pertenece a la colección de Tatane Ruiz Ansede.

Además, completamos este viaje en el tiempo con la aportación de Antonio Blázquez, moderador de la plataforma ‎FOTOS ANTIGUAS DE SALAMANCA, que publica una foto de autor desconocido, tomada a mediados del XX en el entorno de la plaza del Mercado.

En ella se puede observar al típico charlatán “vendiendo su mercancía. Parece que tenía muy buena concurrencia y vemos los rótulos de establecimientos clásicos en Salamanca, como Paco Iglesias o La Dolorosa.