Lunes, 6 de julio de 2020
Las Arribes al día

El Ayuntamiento de Villarino aprueba su salida de la Mancomunidad Arribes y la suspensión de las fiestas de San Roque

El alcalde argumenta la decisión, comunicada al Consejo en octubre de 2019, en una larga lista de motivos que van desde la falta de información a la ausencia de representación de este Ayuntamiento en los órganos de Gobierno

Sesión ordinaria del pleno de Villarino celebrada este jueves / CORRAL

La Corporación municipal de Villarino de los Aires aprobó este jueves en sesión ordinaria del pleno la salida de la Mancomunidad Arribes del Duero. Los motivos esgrimidos por el alcalde, Julián Martín, hicieron referencia a que “el único fin” de esta entidad en la actualidad es la recogida de basuras; al “oscurantismo total y absoluto” sobre su gestión; al 60% del gasto que debe asumir Villarino del total generado, entre el que se encuentra la parte proporcional a los “5.000 euros correspondientes a los honorarios de la secretaria”, añadió el regidor; a la situación de alegalidad en la que se encuentra tras que el expediente de integración de los municipios de La Peña y La Vidola adolezca de los trámites formales necesarios; a que a pesar de que Villarino contribuya con el 60% del presupuesto de esta entidad no tenga representación alguna en los órganos de gobierno de la entidad; a que la representatividad de Pereña no se ajusta a lo que indican los estatutos al tener dos representantes con 342 habitantes (uno por cada 500 y fracción según la norma); no se respeta la periodicidad de las sesiones ni se aporta documentación informativa a los puntos a tratar; y por la situación de ilegalidad al no haberse modificado los estatutos de acuerdo a la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Asimismo, Julián Martín reconoció la deuda con la Mancomunidad Arribes del Duero de 48.500 euros, si bien aseguró que será cancelada con anterioridad a que se formalice la salida de este Ayuntamiento de la entidad supramunicipal. Además, el regidor advirtió, como también ratificó el teniente de alcalde, Ismael Silva, que en la reunión de constitución del nuevo consejo, celebrada en octubre de 2019 y a la que acudieron ambos, informaron al resto de miembros su intención de abandonar la Mancomunidad, así como que no acudirían a más reuniones.

Sin embargo, todos estos argumentos no sirvieron para lograr el voto favorable de la oposición, pues los tres concejales del Grupo Villarino y Cabeza votaron en contra. El motivo, según explicaron, la falta de un estudio alternativo que garantice un coste inferior del servicio de recogida de basuras, que según explicó el portavoz de VyC, Javier Sendín, alcanza los 31.665 euros anuales, según las liquidaciones de 2019 realizadas por la Mancomunidad a Villarino. En su intervención, también preguntó el destino de 14.000 euros pagados por los vecinos por la recogida de basuras y que no se han hecho efectivos para abonar las liquidaciones de la Mancomunidad. A este respecto, el alcalde señaló que “hay muchos agujeros que tapar”, palabras con las que hacía referencia a la deuda que mantenía este Ayuntamiento en el momento de su llegada a la Alcaldía, si bien Sendín le señaló que “hay dinero que no se puede destinar a otras cosas, el dinero de las basuras tiene que ir a las basuras”, pero “no se preocupe que los vamos a pagar, como pagamos los 130.000 euros que se debían a la Mancomunidad cuando yo entré de alcalde”, replicó Martín.

Antes de la aprobación del punto con los cuatro votos favorables del equipo de Gobierno, el teniente de alcalde, Ismael Silva, aseguró tener garantizado el servicio de recogida después de que la Mancomunidad acordase días atrás limitar a Villarino a un día a la semana el servicio de recogida en tanto no abone la deuda contraída. A este respecto, Silva también avanzó las gestiones realizadas sobre la contratación de este servicio, del que aseguró obtendrán un ahorro de 1.000 euros al mes con la gestión directa.

Suspensión de las fiestas de San Roque

Otro de los puntos destacados de la sesión fue la aprobación de suspender las fiestas patronales de San Roque, tema de especial interés después de que regidor hiciera públicas sus intenciones de su celebración. Es más, en esta sesión se ratificó en ello cuando aseguró que “teníamos organizados los toros y las verbenas. Organizados”, remarcó. A este respecto señaló que las próximas fiestas de San Roque no tendrán ni festejos taurinos ni verbenas, aunque el Ayuntamiento instalará un escenario en la Plaza para la celebración de eventos de carácter cultural, que cobrarán una mayor importancia.      

Su cambio de opinión al respecto la argumentó en las recomendaciones de la Junta sobre la celebración de fiestas locales, recordando al concejal de VyC, Carlos Hernández, que reclamaba información del punto, que “tenemos la opción de hacer los toros y las verbenas, no los encierros, por eso lo traemos aquí”, entendiendo que la lectura del punto y la exposición de los motivos de la propuesta debía bastar a cualquier concejal para tomar una decisión sobre el tema, independientemente de que adoleciera de forma material del contenido que dio lectura el alcalde. Para concluir, el regidor apostilló que “preferimos ser precavidos o cautos antes que temerarios”.

El punto se aprobó con el voto favorable del equipo de Gobierno, y dos abstenciones y uno en contra de VyC.  

Ejecución de una sentencia por el impago de una factura

El equipo de Gobierno, con el voto en contra de la oposición, aprobó el decreto de ejecución de una sentencia favorable a una empresa por el impago de los servicios prestados a este Ayuntamiento, factura que se remonta a la legislatura 2007-2011 con el popular José Martín como alcalde.

La polémica de este punto se centró en el acuerdo plenario 24 de septiembre de 2015 en el que se acordó por unanimidad crear una comisión al objeto de investigar y exigir responsabilidades a aquellas personas que con responsabilidad en el Ayuntamiento demoraron el abono de esta factura provocando un gasto añadido de 20.000 euros.

El acuerdo trataba de ratificar el dictamen de la Comisión informativa de 3 de marzo de 2016 para resolver el expediente del pago a la empresa demandante y en la que se rechazaba la propuesta de Javier Sendín sobre el reparto económico entre los distintos alcaldes de acuerdo con el tiempo que mantuvieron el cargo en el Ayuntamiento en este periodo, además del secretario, y entre los que se encontraba el actual alcalde “a pesar de que he sido yo el que ha pagado a la empresa”, señaló Julián Martín, quien calificó –además– a Sendín de ser “abogado y juez”.

Para VyC, el decreto de la Alcaldía ratificado en esta sesión plenaria no se ajusta a lo que dictamina la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, al señalar que debe ejecutarse en el modo aprobado por el pleno de 2015, en el que se acordó exigir responsabilidades a los alcaldes, sin embargo el secretario apostilló que el Tribunal de Cuentas también dictaminó en este caso la ausencia de acto ilícito.

El alcalde recrimina a VyC su actitud frente al proyecto fotovoltaico

En el apartado de informes de Presidencia, Julián Martín recriminó al Grupo VyC su actitud frente al proyecto fotovoltaico, más concretamente hacia el proceso de desafectación de los terrenos comunales de la Media Trabanca para la instalación de una planta fotovoltaica por la que el Consistorio villarinense ingresaría anualmente cerca de un millón de euros y generaría un centenar de empleos directos durante el periodo de construcción, además varios puestos de trabajo fijos para el mantenimiento.

Para el regidor, VyC “no está actuando con honestidad”, “más que ayudar lo que hace es confundir a los vecinos”, unas palabras con las que recordaba las manifestaciones de su portavoz en el pleno anterior cuando se mostraba a favor de la cesión de terrenos para este proyecto, aunque mediante un procedimiento distinto, “inviable y contradictoria” para el alcalde, como es la creación de una junta vecinal. Sin embargo, hace unos días y a pesar de anunciar en el pleno que no recurriría el acuerdo, el Grupo VyC difundía entre los vecinos un modelo de alegaciones a la aprobación inicial del Ayuntamiento en el que se promueve la creación de la junta vecinal para gestionar estos terrenos, superficie que finalmente se limita a la desafectación de 337 hectáreas de la Media Trabanca y no de las 1.300 hectáreas que se reparten por todo el término municipal como fue aprobado inicialmente.

En opinión de Julián Martín, “no estamos en contra de que se informe a los vecinos, todo lo contrario, pero exigimos que la información sea seria y veraz, lo que no se está cumpliendo”, a lo que aclaraba que se trata de bienes comunales, en este caso propiedad de todos los vecinos de Villarino en proindiviso, de aprovechamiento común y de cuya gestión se encarga el Ayuntamiento desde hace décadas, como así queda reflejado en el Real Decreto dictado por Alfonso XII y publicado el 23 de septiembre de 1877 ante el intento de amortización de estas tierras por parte del Gobierno.

Para Julián Martín, a la oposición “no les interesa el proyecto o no quieren que otros se lo apunten, buscan  la justificación para dar su voto contrario y una excusa para tirarlo por tierra, obligando a la empresa interesada a buscar otro municipio, esa es la honestidad de estos señores”, añadiendo que “cuando esto termine todos sabrán quienes han sido los responsables de que se haya perdido e ido a otro municipio”.

En réplica a la manifestaciones del alcalde, Sendín puso en duda las ‘buenas intenciones’ de la empresa promotora, a la que señaló de “especuladora”, así como la ejecución del proyecto una vez que las solicitudes de evacuación de energía triplican la capacidad de la red. A este respecto, el alcalde recordó a Sendín que la empresa ha depositado 1,8 millones de euros en concepto de avales, lo que para el regidor es garantía suficiente de que el proyecto es “creíble”.