Martes, 27 de octubre de 2020

Once años sin Michael Jackson, el artista internacional más rentable tras su muerte

Fallecía al principio del verano de 2009 por una intoxicación aguda de propofol y benzodiazepina, después de sufrir un paro cardiaco

Michael Jackson, el rey del pop

Un día como hoy, hace 11 años, moría el 'Rey del Pop'. Michael Joseph Jackson nos dejaba al principio del verano de 2009 por una intoxicación aguda de propofol y benzodiazepina, después de sufrir un paro cardiaco.

La revista 'Forbes' ha elaborado una lista de aquellas personalidades que, una vez fallecidas, siguen amasando grandes fortunas. El número uno del ranking se lo lleva Michael Jackson, cuya muerte generó tantos beneficios que saldó rápidamente su deuda de 500 millones de dólares. Tras él, Elvis Presley, Tolkien y John Lennon, entre otros.

Cuando Michael Jackson murió, dejó tras él 500 millones de deuda y tres hijos que mantener. Sin embargo, la fortuna que se generó con las ventas de discos, el filme 'This is it' y los musicales que se produjeron dejaron más que saneadas sus cuentas bancarias.

"La muerte de Michael Jackson dejó claro lo que vale una persona cuando fallece", afirma David Reeder, vicepresidente de Corbis' GreenLight, la empresa que gestiona los derechos de Albert Einstein.

Estas fortunas son cada vez más codiciadas por los especialistas en marketing y gestión de derechos, que las encuentran mucho más rentables que las de los artistas aún vivos y susceptibles de caer en desgracia.

Y es que la imagen de las estrellas fallecidas ya está establecida, sea la que sea, y sólo es necesario saber promocionarla. Mientras que si una estrella actual va por mal camino y arruina su estatus, probablemente suponga un problema de rentabilidad.