Jueves, 1 de octubre de 2020

Mañueco apuesta por la transformación digital de la industria agroalimentaria como "valor de futuro"

Ha recordado que su Gobierno acaba de aprobar ayudas por importe de 65 millones, "la mayor de la historia", para impulsar ese cambio

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha apostado por la transformación digital de la industria agroalimentaria como "valor de futuro", al tiempo que ha apelado a la unidad para lograr su "sostenibilidad" y mantener la "calidad" de sus productos que hacen que Castilla y León ocupe "puestos de privilegio" en este sector.

Mañueco, que ha participado en la Asamblea General de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis), ha querido agradecer el papel de la industria agroalimentaria durante el estado de alarma, ya que su labor ha sido, a su juicio, "imprescindible" y "fundamental" para lograr el suministro alimentario de la sociedad, una de las "preocupaciones" que se presentaron al inicio de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19. "Productores, industria y cadena distribución habéis funcionado como un reloj", ha elogiado, en declaraciones recogidas por Europa Press.

En este punto, el presidente ha indicado el esfuerzo de la Junta para facilitar a la industria agroalimentaria equipos de protección individual en los momentos más duros de la emergencia sanitaria con el objetivo de garantizar la seguridad y la salud de los profesionales del sector, devolviendo así la "generosidad" del sector que acudió a la llamada de la administración autonómico en los primeros días para dotar a los sanitarios de esta protección con material donado por estas empresas.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha destacando el "peso" de esta industria, que junto con la automoción, suponen para la Comunidad un "valor añadido" y una de las "mejores opciones" de desarrollo futuro de Castilla y León

"Sois un sector estratégico, todo el ámbito agroalimentario, y quiero reconocer la apuesta que hacéis por la excelencia, la innovación y la búsqueda de la calidad que hace que Castilla y León esté en puestos de privilegio", ha añadido.

En este punto, ha querido subrayar la fuerte vinculación que esta industria tiene con el sector primario al recordar que su labor asegura la salida de la producción agraria, hecho que sirve para "poner en valor" el trabajo del campo. También, ha continuado, apoya a los productores en sus necesidades de modernización, para poder ser más competitivos y eficientes y contribuye.

"Contribuís a generar actividad económica que fija población en el medio rural", ha valorado para apelar a que el futuro pasa por la tranformación digital de esta industria. "No queremos que solo sea un eslogan, sino una realidad. Las nuevas tecnologías deben llegar a todos los rincones", ha argumentado para comprometer el empeño de la Junta en ello. "No estáis solos", ha insistido.

En este sentido, ha recordado que su Gobierno acaba de aprobar ayudas por importe de 65 millones, "la mayor de la historia", para impulsar esa transformación. Una inyección económica que llegará a pequeñas, medianas y grandes industrias, ya que la convocatoria diferencia entre proyectos de más de dos millones y de menos, "para beneficiar a todos".

Además, también se ha referido a la simplificación de cargas administrativas, que se aprobó ayer en las Cortes, y al futuro Plan de Agroindustria en el que se está trabajando y que ya está recibiendo "aportaciones" de esta asociación.