Lunes, 6 de julio de 2020

La Junta incrementa hasta los 102 millones las ayudas para modernización e incorporación de jóvenes al campo

El plazo que concluye este jueves y ya se benefician 882 nuevos agricultores y 996 explotaciones

La Junta pretende la incorporación de 3.500 jóvenes al campo y actuar en 4.700 explotaciones para hacerlas "más competitivas". Foto AsajaCyL

La Junta de Castilla y León ha incrementado en 66 millones, hasta los 102, las ayudas inicialmente previstas para modernización en explotaciones agrarias e incorporación de jóvenes agricultores para que el campo "siga teniendo futuro". Un plazo que concluye este jueves y del que ya se benefician 882 nuevos agricultores y 996 explotaciones.

Así lo ha señalado el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta, Jesús Julio Carnero, que recuerdo que el objetivo de legislatura, "lastrada" en lo que va de año por la COVID-19, es la incorporación de 3.500 jóvenes al campo y actuar en 4.700 explotaciones para hacerlas "más competitivas".

"Los dos pilares básicos en la actuación de la administración regional se centra en la cadena alimentaria y el desarrollo rural", ha incidido Carnero, en declaraciones recogidas por Europa Press, para subrayar que dentro del desarrollo rural se centran este tipo de ayudas que también tienen el trasfondo de la "lucha contra el envejecimiento".

En el ejercicio 2019, en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020, la Consejería ha convocado ayudas a la incorporación de jóvenes y al apoyo de sus planes de mejora por importe de 27 millones, y a las inversiones en explotaciones que realicen el resto de titulares de explotaciones agrarias por importe de nueve millones, es decir, 36 millones en total.

En este sentido, desde el departamento han considerado "necesario" elevar el importe presupuestario asignado a estas convocatorias hasta los 102 millones, un incremento de 66 respecto al importe convocado en el mes de diciembre.

En concreto, la convocatoria de ayudas a la primera instalación de agricultores jóvenes se incrementa en 49 millones de euros, pasando de 27 millones a 76, de los que 57 millones de euros se destinarán a la incorporación y 19 para el apoyo de los planes de mejora que soliciten los propios jóvenes.

Hasta el momento, en la primera convocatoria resuelta el pasado mes de diciembre, se han beneficiado 882 jóvenes, lo que supone un incremento del 8,5 por ciento respecto a la convocatoria anterior. A estos jóvenes se han concedido ayudas por un importe global de 47,4 millones, destacando que de estos jóvenes incorporados, 286, el 32,4 por ciento han sido mujeres.

De media, cada uno de los jóvenes ha recibido 53.734 euros de ayuda, lo que supone un incremento del 50,37 por ciento respecto a la ayuda media de la pasada legislatura, ha recordado Carnero.

Estas ayudas están destinadas a apoyar la primera instalación de jóvenes agricultores, menores de 41 años, que accedan por primera vez a la titularidad de explotaciones agrarias, tanto en titularidad única como compartida (cónyuges), cotitularidad (padre-hijo) o fórmulas asociativas (cooperativas, sociedades agrarias de transformación, sociedades mercantiles).

Las ayudas a la primera instalación de jóvenes pueden alcanzar hasta los 70.000 euros, incrementándose además con las ayudas del primer pilar de la PAC hasta 81.000 euros. Además, la vigente convocatoria presenta como novedades que se incrementa el importe de los gastos que no precisan justificación, pasando de 20.000 a 25.000 euros, lo que supone un incremento del 25 por ciento.

En cuanto a la convocatoria de ayudas a las inversiones que soliciten el resto de titulares para mejora de las estructuras de producción y modernización de las explotaciones agrarias se incrementa en 17 millones de euros, pasando de nueve a 26 millones, ha explicado.

Carnero ha recordado que, al igual que en el anterior capítulo, en el mes de diciembre se resolvió la primera convocatoria de ayudas a la modernización de explotaciones de esta legislatura, de la que han resultado beneficiarios 966 titulares de explotaciones, lo que supuso un incremento del 7,9 por ciento respecto a la convocatoria anterior. A estos titulares de explotaciones se les ha concedido ayudas por un importe global de 35,1 millones de euros, destacando que de estos beneficiarios, 110, es decir el 11,38 por ciento han sido mujeres.

De media, cada uno de los titulares de explotación ha recibido 36.344 euros de ayuda, lo que supone un incremento del 16,89 por ciento respecto a la ayuda media de la pasada legislatura.

La vigente convocatoria presenta como novedad que las ayudas a las inversiones en explotaciones se han incrementado en un diez por ciento con carácter general, estableciéndose una cuantía mínima del 40 por ciento en todas las explotaciones y un 60 por ciento en el caso de los jóvenes, pudiendo llegar hasta un máximo del 80 por ciento para estos últimos. Además, dentro del sector apícola, serán admisibles las inversiones superiores a 7.000 euros, ha explicado.

Estas ayudas permiten a los agricultores y ganaderos, con independencia del sector al que pertenezcan, acometer proyectos de inversión tanto de adquisición de maquinaria nueva, construcción de naves agrícolas, alojamientos e instalaciones ganaderas, instalación de riego sostenible que reduzca el consumo de agua, plantaciones frutales, invernaderos, entre otras.

Una vez se resuelvan estas dos convocatorias, y en todo caso, antes de finalizar el año, se anticipará el 50 por ciento de las ayudas de primera instalación, para aquellos jóvenes que lo soliciten, y que se estima, rondarán los 28 millones.

INSTRUMENTO FINANCIERO

Por otra parte, el pasado 27 de abril se publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León la modificación de la orden reguladora del Instrumento Financiero, incorporando, entre otras novedades, la puesta en marcha de una nueva línea de apoyo dedicada exclusivamente a los jóvenes para facilitar su incorporación a la actividad agraria.

Este hecho es compatible con las ayudas directas a la incorporación, y que financia inversión y circulante, contemplando un importe máximo de 400.000 euros para apoyar el plan de empresa, incluyendo el cien por cien del valor de adquisición de las tierras, ha señalado Carnero.

En cuanto a los expedientes de la medida COVID-19, como novedad, se han registrado 14 solicitudes de préstamos garantizados por importe de 1.776.000 euros. De ellos, se ha reconocido el derecho a 10 expedientes por importe de 1.190.000 euros, habiéndose formalizado 6 préstamos por importe de 755.500 euros. En total, a día de hoy, se han formalizado 231 préstamos por importe de 48,3 millones de euros.