Lunes, 13 de julio de 2020

Odio a todo lo que sea cristiano

Esto se llama locura de ignorantes por el intento de borrar el pasado. Imagínense que otros países colonizadores hicieran lo mismo ¿Qué ocurriría con la historia de un país?

Comenzaríamos por derribar las pirámides, los egipcios utilizaban esclavos, la Grecia Antigua, El Imperio romano (incluido el acueducto de Segovia, Itálica, teatro de Mérida, ruinas Baelo, anfiteatro de Tarragona, y un largo etc...) por lo mismo, todo lo que tuviera que ver con el Imperio Otomano... Esta gente -política de “nuevo cuño”- no hace más que disimular su inutilidad  e ignorancia, atacando a la historia de la humanidad. La historia jamás se puede ni se debe borrar, está ahí para aprender de ella y no volver a cometer los mismos errores. Estos politicuchos /as/es, se deberían dedicar a trabajar, cobran grandes salarios, su misión es gestionar y solucionar los problemas de la gente. Es vomitivo el odio que sienten por todo lo judeo cristiano. Deben hacerlo mirar, algunos iban para curas, ejercieron de monaguillos ¿de que van con su nueva estupidez?

Seguro que no saben quién era fray Junípero Serra. Nació el 24 de noviembre de 1713 en la localidad mallorquina de Petra, en el seno de una familia humilde, bautizado con el nombre de Miguel Serra Ferrer.

Cursó estudios en el convento franciscano de su pueblo y posteriormente en los de San Francisco y de Jesús en Palma de Mallorca.


En el año 1730 ingresa como religioso en la congregación franciscana. Pasó la aprobación y cambió su nombre por el de fray Junípero cuyo significado es: Arbusto siempre verde de tronco ramoso y corteza lisa, copa espesa, hojas agrupadas de tres en tres, rígidas y punzantes, flores de color pardo rojizo y cuyo fruto es una baya de forma esférica de color negro azulado; puede alcanzar hasta 10 m de altura.

Recibió su doctorado en teología por la Universidad de Palma de Mallorca y se dedicó a la docencia, ocupando entre 1743 y 1749 la Cátedra de Teología.

A finales de agosto de 1749, se embarcó en Cádiz rumbo a México, capital del virreinato de Nueva España. Tras una estancia de cinco meses en el Colegio de San Fernando de la ciudad de México, viaja con Francisco Palou, su intimo amigo, a ejercer como misionero en Sierra Gorda, en la región de Querétaro. Dedicó ocho años a adoctrinar a los indios, aprendió y respetó la lengua de los pames. Grupo indígena del centro norte de México que hoy en día algunos viven en el estado de San Luis Potosí. Se hacen llamar Xilúi. El pame es una lengua otomangueana del grupo oto-pame, que sobrevive actualmente. Regresó al Colegio de San Fernando de la ciudad de México para desempeñar su labor pastoral en las comunidades cristianas de una extensa área comprendida entre GuadalajaraOaxaca
 y la costa

Norte de Veracruz. Expulsados los jesuitas en 1767, fray Junípero se traslada a California en marzo de 1768 con Francisco Palou y trece misioneros más para hacerse cargo de las dieciocho misiones que para entonces habían fundado los jesuitas en la Baja California. En 1770, cedidas las misiones a los dominicos, fundó San Diego de Alcalá, la primera de una serie de misiones en territorio californiano, a la que siguieron, en Monterrey, San Carlos Borromeo, fundada el mismo año, San Antonio de Padua y San Gabriel Arcángel en 1771 y un año después San Luis Obispo de Tolosa.

El modelo implantado en las misiones iniciaba a los nativos  en la agricultura y la construcción, junto al adoctrinamiento en el culto católico. En 1772 se traslada a Ciudad de México para entrevistarse con el nuevo virrey, Antonio María Bucareli y Ursúa. A raíz de esta entrevista se elaboró un Reglamento en 1773 que regulaba el gobierno de la Alta California dejando a los misioneros la tutela de los nativos. En enero de 1774 vuelve a California y continuó la fundación de misiones: San Francisco, fundada por Palou en 1776, San Juan Capistrano y Santa Clara al año siguiente y San Buenaventura en 1782. Todas estas misiones fundadas por Serra, junto con otras posteriores establecidas en las primeras décadas del siglo XIX, se extendieron hasta la bahía de San Francisco, conformando el llamado Camino Real. Luchador por los derechos de los nativos, antiesclavista. En 1768 junto con Francisco Palou y trece misioneros más se hace cargo de las dieciocho misiones que para entonces habían fundado los jesuitas en la Baja California. En 1770, cedidas las misiones a los dominicos, fundó San Diego de Alcalá, la primera de una serie de misiones en territorio californiano, a la que siguieron, en Monterrey, San Carlos Borromeo, fundada el mismo año, San Antonio de Padua,  San Gabriel Arcángel en 1771 y un año después,  San Luis Obispo de Tolosa.
Fray Junípero Serra murió en la misión de San Carlos Borromeo (Monterrey) el 28 de agosto de 1784. Fue beatificado en 1988 por el papa  Juan Pablo II.

Comenzaron atacando las estatuas confederadas y llegan a  fray Junípero ¿Qué nos queda por ver de esta panda de descerebrados?