Lunes, 6 de julio de 2020
Bracamonte al día

Restaurante El Oso y el Madroño abre de nuevo sus puertas este lunes

El equipo de este histórico restaurante peñarandino vuelve a la actividad tras varias semanas de preparativos y con ganas de volver a dar vida a sus salones junto a los clientes
Restaurante "El Oso y el Madroño" abre de nuevo sus puertas este lunes
Restaurante ‘El Oso y el Madroño’ ya entra en la cuenta atrás para la ilusionante reapertura de sus puertas, que tendrá lugar este próximo lunes, siguiendo a rajatabla los protocolos de seguridad y sanitarios marcados por el gobierno central para esta denominada ‘nueva normalidad’, que llega tras más de tres meses sin actividad debido a la pandemia por el coronavirus.
 
Durante las últimas semanas, el equipo de restaurante se ha empleado a fondo en la preparación con mimo de todas sus instalaciones,  situadas en la Avenida de Salamanca 6 en Peñaranda, llevando a cabo trabajos de desinfección y control en todas sus áreas de manera cuidada. Todo para que esta reapertura tan esperada ofrezca a sus clientes las garantías y la seguridad necesarias para acompañarles en sus reuniones ante la mesa y el mantel.
 
Será desde primera hora de este próximo 22 de junio cuando vuelvan a abrirse sus puertas y con ello comiencen a llegar los numerosos clientes que esperaban con ganas este momento, mientras las reservas no dejan de sumarse en su agenda, ya que sus lujosos salones ya cuentan con los primeros visitantes durante las próximas fechas, mientras la cocina trabaja ya a pleno rendimiento en la preparación de la carta, los menús diarios, las raciones y las creaciones culinarias con sello distintivo de la casa, que podrán ser disfrutadas con mayor tranquilidad y seguridad realizando una reserva previa a través de los teléfonos 923 54 30 20 o 923 54 11 65
 
Restaurante El Oso y el Madroño es todo un referente en la ciudad y en toda la provincia de Salamanca, resaltando el trato cercano y personal, la cocina de calidad y sus reconocidos asados, haciendo de sus estancias lugares especialmente queridos para todo tipo de celebraciones, reuniones o simplemente, para disfrutar del ‘buen yantar’.