Domingo, 27 de septiembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

La Junta de Castilla y León recomienda suspender “todas” las fiestas locales

Queda prohibido cualquier evento público, al aire libre o a cubierto, donde no sea posible mantener la distancia interpersonal de seguridad

La Junta de Castilla y León dio a conocer en la tarde del viernes cómo será a partir de ahora la vida en la comunidad, una vez decaiga en la medianoche del sábado al domingo el Estado de Alarma, y entre toda la comunidad a la vez (esté en la Fase 2 o en la Fase 3) en la denominada ‘Nueva Normalidad’, que tendrá como ejes básicos en el territorio autonómico el uso de las mascarillas y el mantenimiento de la distancia social de seguridad de 1,5 metros.

La rueda de prensa ofrecida por el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, para informar de las medidas decretadas a nivel autonómico (que se han fijado prestando atención a las medidas que han adoptado comunidades vecinas, según explicó Igea, y que estarán vigentes “mientras dure la situación de crisis sanitaria”), estuvo centrada en buena medida en el ocio durante el verano en la comunidad, una vez ya hay libertad absoluta de movimientos al decaer el estado de alarma.

Aunque en palabras del vicepresidente de la Junta es “un buen verano para veranear en la Comunidad” (pese a pedir que “limitemos los viajes en la medida de lo posible”), tendrá que ser sin las emblemáticas fiestas veraniegas de cada localidad, ya que la Junta de Castilla y León, de acuerdo con la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP), “recomienda” la “suspensión de todas las fiestas locales y municipales”, lo que incluye “romerías, verbenas o similares” por el “elevado riesgo que conllevan”.

Añadiendo que es un año “para el descanso, para volver a ver a los nuestros, pero no tiene especiales motivos de celebración”, la Junta directamente prohíbe de acuerdo con la FRMP todos aquellos eventos lúdicos, recreativos o similares, tanto al aire libre como en espacios cerrados, organizados o espontáneos, donde se produzcan aglomeraciones de personas y no sea posible mantener la distancia interpersonal de seguridad (cabe el resquicio de que la Junta los autorice mediante solicitud previa).

Por el contrario, sí se podrán celebrar espectáculos donde se puedan guardar las limitaciones de aforo correspondientes, como por ejemplo corridas de toros, como le preguntaron directamente al vicepresidente de la Junta. En concreto, el aforo máximo permitido para lugares como cines, teatros, auditorios, circos de carpa y espacios similares será del 75%, con un límite de 500 personas en lugares cerrados (todos ellos sentados) y 1.000 al aire libre. La Junta especifica que sí se pueden hacer programaciones culturales que “no requieran la concentración de personas”, y que sean “un aliciente innegable para la vida y el bienestar de los municipios”.

El 75% del aforo, la cifra clave en muchas cuestiones

En materia de ocio y hostelería, podrá estar ocupado hasta el 75% del aforo y se podrá consumir en barra manteniendo la distancia de seguridad. En las discotecas y otros establecimientos de ocio nocturno, el aforo estará limitado a 1/3, y no se podrán usar las pistas de baile, donde se podrán colocar mesas. Además, los altavoces deberán estar a tal volumen que permitan las conversaciones guardando la distancia de seguridad.

En las terrazas al aire libre, se podrá ocupar hasta el 80% de la superficie de otros años, con un máximo de 25 personas por mesa. De igual modo, en los hoteles y alojamientos turísticos no se podrá superar el 75% de ocupación de las zonas comunes, salvo en el caso de los albergues, donde las limitaciones serán mayores, no pudiendo cubrir más del 50% del aforo del establecimiento. Por su parte, no se podrá superar los 2/3 del aforo máximo permitido en las casas de apuestas.

En lo referente a la actividad comercial, los locales minoristas podrán ocupar hasta el 75% de su aforo, mientras que a los mercados al aire libre podrán asistir hasta el 75% de los puestos (en la superficie habitual, pudiéndose ampliar ésta). En las bibliotecas, la actividad presencial de ocupación de salas queda limitada al 50% del aforo, mientras que en los museos y monumentos el aforo máximo será del 75% (al igual que para talleres, conferencias, actividades educativas o programas públicos). En las visitas de grupos a monumentos podrá haber un máximo de 25 personas, incluido el guía.

En las  celebraciones religiosas y velatorios, la cifra máxima de asistentes también será del 75% del aforo del lugar, pudiendo participar en las comitivas de enterramiento un máximo de 75 personas.

Actividades deportivas y al aire libre

Mientras, en lo referente a las piscinas, se permite la apertura, manteniendo eso sí las medidas de seguridad e higiene que aparecerán en una guía didáctica que se va a publicar “de forma inminente”. Como norma general, en cualquier tipo de piscina, al aire libre o a cubierto (salvo las unifamiliares de uso privado), podrá haber un máximo del 75% del aforo, tanto en el acceso a las mismas como a la hora de usarlas.

En torno a la práctica de la actividad física y deportiva no federada al aire libre, puede realizarse “de forma individual o colectiva, sin contacto físico, respetando las medidas de seguridad e higiene”. En instalaciones deportivas al aire libre, habrá una ocupación máxima del 80%, mientras que a cubierto podrá haber una ocupación máxima del 75%. En lo que se refiere a la actividad federada, puede realizarse siempre que sean disciplinas que de igual modo no impliquen contacto físico, con un máximo de 25 personas en los entrenamientos. Estos límites no serán aplicados en competiciones con reglas federativas que garanticen espacios diferenciados para cada equipo. El público podrá asistir a los entrenamientos, competiciones y eventos, con el límite del 75% del aforo.

En lo que respecta a parques infantiles, zonas deportivas, pistas de skate o espacios de uso público al aire libre similares, pueden estar abiertos al público, con un aforo máximo estimado de 1 persona por cada 4 metros cuadrados. En estos casos, se deberá proceder diariamente a la limpieza y desinfección de los juegos de las zonas infantiles, los aparatos de actividad física y de cualquier otro mobiliario urbano de uso compartido.

Como otras cuestiones, está permitida la actividad cinegética, la pesca fluvial, deportiva y recreativa (sin compartirse utensilios de caza o pesca, ni utillaje de comida o de bebida), se pueden realizar actividades de uso público en todos los espacios naturales que integran la Red de Áreas Naturales Protegidas de Castilla y León, se permiten las actividades de turismo activo y de naturaleza, así como las actividades de tiempo libre destinadas a la población juvenil. En éste último caso, si son al aire libre, se limita el número de participantes al 75% de su asistencia máxima habitual (hasta 250 personas), mientras que a cerrado el aforo será del 75% de la capacidad máxima del lugar.

Francisco Igea explicó que “vamos a continuar evaluando la incidencia de la enfermedad cada semana, por lo que podremos cambiar el acuerdo en cualquier momento que sea preciso”. El vicepresidente trasladó como mensaje a la población que “hemos trabajado muy duro para poder llegar hasta aquí, para disfrutar de este verano, hagámoslo con responsabilidad, para no dar pasos atrás, y para asegurar que vamos a mantener esta marca de seguridad que ha adquirido la comunidad, que se ha destacado por la prudencia y la serenidad”.