Domingo, 27 de septiembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

La Cámara impulsa un ‘Sello de Confianza’ para que los clientes acudan a consumir con mayor tranquilidad

Debe ser solicitada por los propios establecimientos si cumplen una serie de parámetros higiénico-sanitarios

La Cámara de Comercio e Industria de Salamanca presentó en la mañana del miércoles en el salón de plenos del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo la iniciativa de la Red de Cámaras de Castilla y León que está impulsando en estos momentos en toda la provincia salmantina: la implantación en los establecimientos comerciales de un ‘Sello de Confianza’ para que los clientes tengan mayor tranquilidad a la hora de acudir a los mismos en esta época de lucha contra el coronavirus.

Según explicó Emilio Checa, secretario general de la Cámara de Comercio, este Sello –que la Cámara otorga al contar con capacidad certificadora al ser organismo de derecho público- “avala el cumplimiento de las medidas de higiene y seguridad establecidas por el Ministerio de Sanidad”, con el objetivo de que los clientes “se sientan cómodos” a la hora de acudir hasta los establecimientos (tanto de comercio como de hostelería) y se animen de igual modo a volver a los mismos.

La colocación del Sello en los comercios (que en Ciudad Rodrigo comenzó en la misma mañana del miércoles en la zona de El Cruce) tiene que ser solicitada por los propios establecimientos, que deben firmar una declaración responsable en la que aseguran que cumplen las condiciones de apertura al público exigidas, que posteriormente podrán ser comprobadas (mediante visitas aleatorias) por la propia Cámara.

Entre estas condiciones se encuentran, por ejemplo, que cada cliente es atendido por un trabajador (garantizando la atención individualizada), y que se cuenta con un horario preferente para mayores de 65 años. En lo que respecta a las medidas de higiene en las instalaciones y elementos del establecimiento, deben realizar una limpieza y desinfección 2 veces al día, deben contar con desinfectantes con actividad virucida autorizados, y contar con un sistema de ventilación adecuado.

Relativo al personal, las empresas no pueden incorporar a trabajadores en aislamiento por haber sido diagnosticados de coronavirus, deben disponer de equipos de protección individual adecuados así como gel hidroalcohólico, y usar de forma obligatoria la mascarilla; mientras que en lo referente a los clientes, se debe asegurar que se señala mediante carteles la obligación de mantener la distancia de seguridad, que los probadores se desinfectan después de cada uso, y que las prendas que se prueban y no son adquiridas son higienizadas antes de ser expuestas de nuevo.

Los establecimientos que cumplan las condiciones y quieran solicitar el Sello (simbolizado físicamente con una pegatina) deben entrar en la página web de la Cámara de Comercio, Camarasalamanca.com, o ponerse en contacto con el Vivero de Empresas de Ciudad Rodrigo, a través del número de teléfono 923 05 55 90, o de la dirección de correo electrónico viveroiris@camarasalamanca.com.

En palabras de Laura Vicente, delegada de Comercio del Ayuntamiento mirobrigense, este Sello es un “valor añadido” para los establecimientos, apuntando Marcos Iglesias que servirá para que los clientes que acudan a los mismos lo hagan con “tranquilidad”, ya que sabrán que se siguen “una serie de parámetros higiénico-sanitarios”, reflexionando que “la Nueva Normalidad implica una garantía en quién nos vende los productos”.

Durante la rueda de prensa de la mañana del miércoles, Emilio Checa recordó que las empresas que quieran pueden conseguir una certificación “más contundente” de ámbito nacional avalada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, aunque tiene un coste de 50€. El objetivo final es que las empresas puedan “empezar a facturar de modo ordinario”, porque “aún están en juego hasta final de año muchas empresas y puestos de trabajo”.

En esa misma rueda de prensa, Marcos Iglesias destacó que las relaciones del Ayuntamiento con la Cámara de Comercio “son fluidas, tenemos buena sintonía”, apuntando en torno a la situación actual que “somos conscientes que tenemos que hacer un esfuerzo para dotar de seguridad”, considerando que el comercio y la hostelería mirobrigense “lo están haciendo bien; se ve cuando se acuden a un comercio, o a una terraza”.