Lunes, 13 de julio de 2020

Solidaridad con los más necesitados...

La crisis provocada por el COVID-19 y sus todavía imprevisibles consecuencias son algo absolutamente inédito. No solo está teniendo tristes efectos en la salud de las personas, sino que también afecta de manera muy profunda a nuestras estructuras económicas y sociales y a la manera en la que las organizaciones y los individuos nos relacionamos entre nosotros.

Esta emergencia sanitaria lleva aparejada una nueva e importantísima crisis económica que está castigando especialmente a las personas en situación de vulnerabilidad. Con el objetivo de atenuar al máximo su impacto es necesario identificar, tomar y adoptar, con carácter de urgencia, una serie de medidas sociales dirigidas a atender las necesidades básicas de estas personas.

A raíz del coronavirus se ha paralizado la actividad en restaurantes, hoteles y colegios, y con ello la compra habitual que todos ellos realizan de productos agrícolas a productores locales. Hecho que ha causado a su vez un sobre-stock de producto. Los productores burgaleses y palentinos de la comarca de Páramos, fundamentalmente del Valle de Valdelucio y la comarca del Tozo, disponen de siete millones de kilos de patata de gran calidad para los que buscan destino antes de tener que incinerar o tirar a vertedero este alimento básico en el abastecimiento diario. Mientras tanto, han acordando con empresas especializadas su posible conservación.

Los Clubes Rotarios de Pozuelo de Alarcón y Madrid Norte han puesto en marcha una iniciativa para recoger estos productos de primera necesidad y proporcionarlos a las personas que, debido a la pandemia, no tienen ni ingresos ni acceso a alimentos suficientes. Los clubes están abiertos a ayudas de cualquier particular. La operativa se lleva a cabo con el Banco de Alimentos y/o San Juan de Dios, para que llegue a la población a través de las parroquias, las cuales las repartirán a los necesitados. El objetivo es la compra de camiones de patatas de gran calidad para repartir. Este proyecto ayuda doblemente: el agricultor, recibe un dinero y a las personas necesitadas.