Lunes, 13 de julio de 2020
Las Villas al día

Los garbanzos siguen su ciclo

Expectativas de buena cosecha aunque “hasta que no estén en el saco” no se sabrá con certeza
Plantas de garbanzos en Cantalapiedra. / Jorge Holguera

El cultivo de garbanzo también parece que va a tener un buen año aunque aún es pronto porque como dice Nicolás Armenteros, director técnico de Legumbres de Calidad: “los garbanzos y la lenteja hasta que no están en el saco…”

Este cultivo, aunque sin datos confirmados ni oficiales, parece que se va a mantener entorno a las 1.500 hectáreas habituales. En cuanto a la situación del cultivo, sirvan las notas apuntadas por Armenteros. Este cultivo “no requiere mucha agua y la ha habido”, también algunas parcelas “han sufrido enfermedades”. Con todo esto “globalmente la cosecha puede ser positiva”, considera. No obstante, hay que tener en cuenta que puede haber rodales o parcelas perdidas o con producciones más por haber sufrido encharcamientos u otras adversidades.

Además Nicolás Armenteros deja un apunte fundamental a la campaña de legumbre y cereales cuando dice que “no va a ser una supercosecha”, y explica que “hace un mes nos parecía que todo estaba para romper récords, pero los que llevamos muchos años en esto sabíamos que aquello era una foto de momento”.  Pues los fuertes calores de mediados de mayo fueron más propios del mes de julio y “gracias a que el campo estaba al 100% de humedad si no hubieran acabado con la cosecha”, asevera.

Esta inestabilidad ya viene siendo rutinaria, pues según ha observado Armenteros, “estamos en una situación climatológica en la que lo menos esperable es la normalidad”. Cada año es totalmente diferente lo que hace al profesional “partir de experiencia cero”.

En cuanto al aspecto del cultivo actual, muchas plantas de garbanzo están echando la vaina y también hay flores que están saliendo ahora. Si el tiempo continúa sin excesos de temperaturas, “en 14 o 15 días puede terminar siendo una buena cosecha de garbanzos”. No obstante, aún le quedan por delante alrededor de dos meses hasta su cosecha.