Lunes, 13 de julio de 2020

La Junta aporta 2,46 millones de euros para ayudas a ovino y caprino, con lo que supera la cantidad del Gobierno

Carnero subraya el “apoyo firme” de la Junta de Castilla y León a los ganaderos de ovino y caprino ante “la difícil situación económica que está sufriendo el sector debido al COVID-19”

El consejero de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero, participa en la videoconferencia de la Conferencia Sectorial de Agricultura y Ganadería. Foto: EP

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, ha explicado este lunes tras la reunión de la Conferencia Sectorial, que la Administración regional contribuirá finalmente con 2.460.000 euros a ayudas a los ganaderos de ovino y caprino, más que la "insuficiente" aportación anunciada por el Gobierno de España (1.982.110 euros). Según han señalado fuentes de la Consejería en un comunicado recogido por Europa Press, Carnero ha manifestado en la Conferencia Sectorial el "apoyo firme" de la Junta de Castilla y León a los ganaderos de ovino y caprino ante "la difícil situación económica que está sufriendo el sector debido al COVID-19.

Carnero ha anunciado que la Administración regional aportará 2.460.000 euros para inyectar liquidez a este colectivo, con lo que supera la previsión de los 2 millones de euros comprometidos inicialmente y también la aportación del Estado de 1.982.110 euros.

Esta aportación del Gobierno de España a Castilla y León significa el 19,8 por ciento de toda la financiación del Estado al sector (10 millones de euros), y se sitúa por detrás de Extremadura (2.178.997 euros) y Andalucía (1.994.654 euros).

Ahora, con la aportación de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, los ganaderos de ovino y caprino de la Comunidad recibirán 4,4 millones de euros.

Carnero, que ha calificado de "insuficiente" esa cantidad que aportaba el Ejecutivo central, ha señalado que con esa asignación para Castilla y León, no se alcanzan los 6 euros por oveja y cabra, que sería el 50 por ciento de la financiación prevista por el Real Decreto --12 euros por hembra elegible-- hasta un máximo de 100 ejemplares por explotación.

Por este motivo, y ante el impacto que Carnero recuerda que ha tenido el cierre del canal Horeca durante el Estado de Alarma --principal vía de comercialización de los lechazos y cabritos--, la Consejería aprobará este martes previsiblemente la Orden por la que se instrumenta el pago de estas subvenciones, destinando de sus presupuestos los 2.460.000 euros citados que complementarán la financiación del Estado para garantizar el pago de 12 euros por oveja y cabra.

Además, el consejero ha incidido en que "gracias a esta ayuda los ganaderos podrán recibir el tope de las medidas establecidas en el Real Decreto que llega a 1.200 euros por explotación tanto de ovino como de caprino".

La ayuda se concederá al número de ovejas y cabras elegibles, con un máximo de 100 animales por beneficiario*y una subvención máxima por animal de 12 euros.*El censo de Castilla y León para la aplicación de esta ayuda es de 2.235.000 ovejas y 113.000 cabras.

Antecedentes

Tras la declaración del Estado de Alarma, la Consejería reclamó al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el 23 de marzo, la petición a la Comisión Europea de ayudas al almacenamiento privado de carne para lechazos y cabritos, así como la adopción de ayudas específicas en aplicación de los artículos 219 a 221 del Reglamento (UE) 1308/2013, de la organización común de mercados agrícolas.

Finalmente se adoptaron por la Comisión Europea las ayudas al almacenamiento privado. Hasta la fecha, según ha apuntado Carnero, se han almacenado en España 140 toneladas de carne de ovino y caprino, de las cuales 125 (el 89 por ciento) han tenido lugar en Castilla y León.

"Al no haber respuesta de ayudas por parte de la Comisión Europea, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha trabajado con el Ministerio de Agricultura, en un régimen de ayudas para este sector que estuviera cofinanciado a partes iguales con las Comunidades Autónomas", ha añadido el consejero. El resultado ha sido el Real Decreto 508/2020.

Castilla y León reclamaba que dichas ayudas contabilizaran un mes más de producción de lechazos, hasta el mes de mayo y que se ampliara el límite máximo de 100 hembras a 130. Finalmente estas reclamaciones no han sido aceptadas. En consecuencia la Consejería ampliará su cofinanciación para garantizar 12 euros por hembra que es el máximo permitido por el Real Decreto.

Solicitud de ayudas adheridas a la PAC 

Estas subvenciones, para el ejercicio 2020, constituyen un complemento de las ayudas destinadas al pago por oveja y cabra establecidas en el Real Decreto 1075/2014 de ayudas de la Política Agraria Común (PAC). Por ello, para reducir las cargas administrativas, el hecho de ser perceptor de la ayuda de la PAC a estas producciones hará que sea automáticamente beneficiario de la subvención.

Podrán ser beneficiarios de las ayudas las personas físicas o jurídicas, o entes sin personalidad jurídica, que presenten en 2020 la solicitud única y que sean titulares de una explotación inscrita en el Registro General de Explotaciones Ganaderas (REGA).

En concreto, podrán optar a estas subvenciones los titulares de las explotaciones de ovino con una clasificación zootécnica de reproducción para la producción de carne, reproducción para la producción de leche o reproducción para producción mixta con más de 50 hembras reproductoras. También podrán solicitar estas ayudas los titulares de explotaciones de caprino con una clasificación zootécnica de reproducción para la producción de carne, reproducción para la producción de leche o para producción mixta con más de 30 hembras reproductoras conforme a la última declaración censal obligatoria.