Lunes, 13 de julio de 2020

Barbacoas

¿Sabe usted señor Manuel? Últimamente tengo muy presente algo que escuché o leí de alguien que no recuerdo quien era; pero lo que dijo me impresionó bastante: “Este que veis aquí; aprendió a tener paciencia en las adversidades”.

Una buena aseveración.

Sí, estupenda. Que acrecienta su valía después de lo que estamos pasando y que seguirá ya para siempre en el futuro. Cuantos desastres han sucedido, cuantos sueños rotos, cuanta miseria, cuanto rencor, cuanta falta de humildad, cuanta soledad deshumanizada. Además, hemos conocido las dolorosas circunstancias en que están viviendo muchas personas. Mucho se “cacarea” ahora sobre ello. Parece que nos ha llegado un “ramalazo” de-Empatía-. Y…

¿Pero, cuánto durará?... ¿Cuánto? Ni los más viejos del lugar, como usted y yo, lo sabemos. Lo más deseable ahora, cuando la tragedia de-Coronavirus-, parece que amaina sería bueno también no olvidar que las ciudades, los mares y los ríos, junto a la-Naturaleza- en general se habían ido recuperando de la tremenda contaminación que padecían… ¡Hemos podido volver a respirar! ¿Pero cuánto durará? ¿Antes de volver a las “andadas”?

Pues, apaga y vámonos.

Hechas estas modestas reflexiones en voz baja; que le parece señor Manuel si pasamos a una de nuestras charlas o conversaciones en la solana de la-Parcela-. Y mire por donde vienen a mis recuerdos y creo que también a los suyos, tantos amigos, lamentablemente muchos ya fallecidos que pasaron por este lugar y comieron de nuestro pan y bebieron de nuestro vino, dejándonos un grato recuerdo.

¡También tomaron el vermú con anchoas!

Eso. Y también hicimos incontables-barbacoas-(ver foto). Alguna demostración multitudinaria de –sidra asturiana- con amigos escanciando sin parar el sabroso líquido y bebiendo del rico producto… ¡Sí! Y terminando cantando… ¡Asturias tierra querida! Hasta tuvimos la suerte de ser acompañados por el gran salmantino-Sayagués- (Ver foto). Actor en-“Amar es para Siempre” y director teatral; que dejó sus gafas y mandil “aparcados” y no tuvo que atender a clientes como en “su” Bar Televisivo.

 Y. Aquello del vermut-NEGRONI-.

Aquello fue celebre. Pues un amigo (de cuyo nombre no quiero acordarme), un tanto “picado” por lo mucho que nosotros alabábamos a nuestro vermú mañanero con anchoas del Cantábrico, nos propuso sin pudor ninguno el hacernos un demostración en la-Parcela- de un vermut que era el mundialmente conocido y alabado-NEGRONI. Pero atento señor Manuel. Compuesto por: “Vermut, ginebra y campari, a partes iguales”.

¡Como para ahogar las penas!

Y. ¿qué pasó?

Pues hombre. Lo lógico. Al final muchos de los asistentes cantaban a “grito pelao” lo del “Burro de Villarino”… sin olvidar “Salamanca la blanca quien te mantiene”.

Sonada fue también la que organizó nuestro amigo-Trigo-, el gallego singular cuando vino desde –Galicia- a la-Parcela- cargado con “montones” de centollos y cientos de mejillones además de un vino-“Monte Sacro”-excelente. Como sería todo, que hasta el bueno de –Ramón-, condueño del –Restaurante “El Oso y el Madroño-, de-Peñaranda de Bracamonte que estaba en la fiesta “alucinaba en colores”…

Para, para. Qué la gente que esto lea, pensará que siempre en la –Parcela-, se celebraban fiestas gastronómicas en cantidad y calidad.

Pues pensaran mal. Cierto es que hemos tenido el ella; sardinadas, cangrejadas, santos, cumpleaños y otros “encuentros” con la-Peña cultural-gastronómica “Los Magníficos”. Pero también lo es; que hemos celebrado también: “Presentación de libros acompañados por personas singulares, Programas de Televisión Salamanca, Castilla y León, también de-Radio-es Radio y de-Televisión y Radio Comarcal Peñaranda. Acompañado siempre por mí buen amigo Ángel “Barreiro” de gratos recuerdos. Hasta una –Gala de –Televisión Salamanca- con gente estupenda y artistas fenomenales… y otros acontecimientos menores; paro nunca menos importantes.

Y también, lo de-AMPUSASA.

Señor Manuel. Me alegra mucho que me lo recuerde. Pues para mí ello fue un gran motivo de satisfacción el poder “ceder” la-Parcela-, a la-“Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui en Salamanca”. Ver a aquellos niños y niñas “retozando” con el agua de los aspersores de la-Parcela… resultó inolvidable. También lo fue el regalo en forma de placa  que me ofrecieron al finalizar el acto: “AMPUSASA. Asociación de amigos del Pueblo Saharaui de Salamanca. Agradece a Don Anselmo Santos Hernández-su solidaridad y colaboración con los niños del-Programa-“VACACIONES EN PAZ”. Salamanca julio 2007.

¿Mereció todo la pena?

SÍ. Señor Manuel. Todo lo habido en la vieja-Parcela-, ha merecido la pena: “Uno de los elementos definitorios de lo que es el ser humano es nuestra capacidad de preocuparnos por los otros; no sólo decir que nos preocupan, sino vivir esa preocupación. Tener-EMPATÍA-. Pues eso.