Lunes, 13 de julio de 2020

Salamanca NO es tauromaquia

335

No, señores, no. Por más que se empeñen, Salamanca no es tauromaquia. En Salamanca hay gente a la que le gusta ese espectáculo de crueldad máxima hacia los toros, y gente que lo detesta. Adueñarse de Salamanca, denominarla seguidora de esa causa rebosante de sangre y tortura, no es más que una aspiración megalómana, falsaria y carente de fundamento.

No, Salamanca no es tauromaquia. Cada vez son menos los defensores de la barbarie. Cada vez más, la gente sensible, incapaz de ver belleza en herir, volver a herir, volver a herir… a un animal hasta acabar con su vida entre horribles dolores. Cada vez somos más los que defendemos que en un mundo civilizado, no tiene cabida el sadismo que supone la fiesta a costa del sufrimiento de un toro.

No, Salamanca no es tauromaquia, por más que lo pregonen titulares de prensa o manifestaciones en las que se juntan dos millares de personas. Existe otra Salamanca que desea dejar atrás tradiciones desfasadas, economías manchadas con estoques y banderillas, presunciones de que cultura y tortura pueden ir en la misma compañía.

No, Salamanca no es tortura.