Lunes, 13 de julio de 2020

Clece Vitam San Antonio abre sus puertas con un primer residente que ingresa por prioridad social 

Ante la imposibilidad de recibir los cuidados adecuados en el domicilio en el que pasaba el confinamiento, la Junta de Castilla y León autoriza la entrada del primer residente

Los centros Clece Vitam cuentan con una línea estética y funcional unificada y con especial atención al confort

La residencia de personas mayores Clece Vitam San Antonio ha abierto sus puertas esta semana en el centro de Salamanca, recibiendo al que será su primer y único residente hasta que los protocolos definidos por las autoridades permitan la entrada del resto de los salmantinos que tienen hecha la reserva en el centro.

Desde la apertura, en la residencia se cuenta con estrictos protocolos de seguridad, con la utilización de medidas de protección por parte de todo el personal del centro y la adopción de técnicas extremas de limpieza y desinfección, que mantengan a raya el Covid-19. Estos protocolos han sido los aplicados por Clece durante la pandemia y han permitido que residencias gestionadas por la empresa en Salamanca, como “La Piedad” en Fuenteguinaldo, no se hayan visto afectadas por el virus.

El modelo de atención de la residencia Clece Vitam San Antonio  está centrado en velar por las necesidades de cada residente, potenciar sus capacidades y habilidades y ayudar a salvar sus limitaciones para conseguir una óptima calidad de vida. Para conseguirlo “contamos con la presencia de personas tituladas en medicina, enfermería, fisioterapia y terapia ocupacional, además de  una animadora sociocultural que gestionará el programa de actividades sociales y salidas programadas del centro, entre otras actividades. Y yo seré la encargada de gestionar la bienvenida y acogida de los residentes, para que tengan una óptima integración en la vida diaria del centro” nos explica Estíbaliz De Frias, directora del centro. Ella además será la responsable de las relaciones con las familias, a las que asesorará y ayudará en la gestión de las ayudas públicas de la ley de la dependencia y ayudas técnicas necesarias para facilitar la vida en el centro.

La residencia cuenta con cocina propia para a la elaboración de menús y dietas especializadas e individualizadas, diseñadas por una dietista nutricionista de la empresa y validadas por el médico del centro.

Y por último, “tenemos otros servicios complementarios como peluquería o podología, acompañamiento a gestiones y citas médicas de atención especializada, además de lavandería y farmacia a disposición de nuestros residentes que garantizan la cobertura de todos los servicios necesarios para asegurar una estancia de calidad”, explica Estíbaliz.

Clece Vitam, filial de Clece especializada en la gestión de residencias privadas de alta calidad, ha desarrollado un concepto innovador de residencias cuyo objetivo es ofrecer la máxima calidad de servicio y que los residentes se sientan como en casa. Para ello los centros Clece Vitam cuentan con una línea estética y funcional unificada y con especial atención al confort y a la implementación de toda clase de avances tecnológicos. Hasta la fecha Clece Vitam cuenta con 16 centros en España y 2 en Portugal.