Lunes, 6 de julio de 2020

El bibliobús de Salamanca vuelve a la carretera para acercar la cultura a los pueblos

Las salidas se han reanudado conforme al calendario anual, para dar servicio a las 190 localidades adheridas al programa de acercamiento de la lectura

En las próximas cuatro semanas, hasta el fin del periodo escolar, como está recogido en el calendario, los bibliobuses realizarán las 16 rutas contempladas para dar servicio a las diferentes localidades

El servicio de bibliobús de la Diputación de Salamanca ha arrancado de nuevo este lunes después de la necesaria parada para cumplir con las medidas del estado de alarma por la crisis sanitaria de la COVID-19.

Tal y como ha anunciado la institución provincial y ha informado también a través de redes sociales, las rutas volverán a ser una realidad por las distintas comarcas salmantinas para "llevar la lectura, los libros y las aventuras a los municipios".

Las salidas se han reanudado conforme al calendario anual, elaborado desde el Centro Coordinador de Bibliotecas de la Diputación, para dar servicio a las 190 localidades adheridas al programa de acercamiento de la lectura.

Consulta aquí las rutas y los horarios de cada pueblo

Así pues, en las próximas cuatro semanas, hasta el fin del periodo escolar, como está recogido en el calendario, los bibliobuses realizarán las 16 rutas contempladas para dar servicio a las diferentes localidades.

Desde el área de cultura y el Centro Coordinador se pretende respetar rutas, horarios y tiempos de parada establecidos en el calendario del bibliobús a lo largo del mes de junio, si bien, dadas las circunstancias especiales, pueden verse modificadas las horas de llegada porque "este sistema es más lento que el ordinario".

Tal y como ha reseñado, el bibliobús se prestará conforme al protocolo elaborado por el área de cultura de la Diputación, presentado y aprobado por el servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la institución.

Entre otras medidas, el servicio tratará de "preservar ante todo la salud y seguridad de usuarios y trabajadores"; para ello, los usuarios no podrán acceder al interior de los bibliobuses, sino que serán atendidos a la puerta del vehículo por el personal bibliotecario, que irá protegido con mascarilla y guantes y desinfectará sus manos con cada usuario.

Por su parte, los usuarios se situarán ante la puerta del bibliobús, tendrán que guardar la distancia de seguridad de dos metros entre personas y dejarán sus préstamos vencidos en una caja situada a un lado de la entrada del bibliobús.

Estos materiales serán guardados de forma hermética y mantenidos en cuarentena al menos durante 14 días. Asimismo, la asepsia de los materiales que se prestan desde el Servicio de Bibliobús está garantizada por haber estado encerrados durante los dos meses de parada del servicio.

En cuanto a los préstamos, serán a partir de los fondos que se hallen a bordo del bibliobús, si bien algunos usuarios ya han enviado sus peticiones y en cada parada se tomará nota de las que no puedan ser atendidas para llevarse en próximas visitas.

No obstante, si la demanda fuera considerada "urgente" y esté disponible el documento, la Diputación procederá a través de correo postal.

Respecto a los nuevos préstamos, el personal los depositará en otra caja diferente, situada al otro lado del bibliobús, que será ofrecida al usuario para que los recoja directamente.