Jueves, 13 de agosto de 2020

Ideas para que nuestros hijos aprendan durante el confinamiento

¿Se imaginan que por Navidad, nos dijeran que  dentro de  3 meses íbamos a vivir confinados? La realidad supera la ficción, los padres con trabajo telemático, los niños con deberes y aprendizaje on-line, profesores más de lo mismo. Ojalá saquemos algo positivo de la tremenda situación que sufrimos debido al Covid-19.

La situación social, económica y sanitaria del año bisiesto 2020, va quedar impresa con letras negras en la Historia de la Medicina. No permitan que el miedo se apodere de ustedes, los niños están muy sensibles y no deben ocasionarles mayor ansiedad y estrés. Les comprendo cuando dicen que son muchas horas las que pasan encerrados en pisos pequeños, y los fines de semana pueden resultar complicada la gestión.

 Han de seguir  pautas y rutinas que los adultos marquen, es muy importante que no pierdan las clases virtuales impartidas desde sus centros educativos,  que se esfuercen por tener al día sus deberes  y se concentren en ellos, debemos dejar tiempo para descanso: realizando juegos que aporten entretenimiento, y es aquí donde los padres tienen un papel fundamental.

 ¿Que podemos hacer para que los más pequeños se diviertan estimulando sus inquietudes y aprendizajes?

Una buena idea es formar un equipo y realizar las tareas del hogar: hacer las camas, recoger, poner y quitar la mesa, ordenar juguetes, libros etc... Aunque parezca simple, estas acciones son muy beneficiosas, ya que inculcamos valores de ayuda y, fomentamos la responsabilidad, crean seguridad y confianza en sí mismos, les servirá para desarrollar una personalidad más fuerte. A la vez que fortalece la unión familiar.

¿Y cocinar?

¡Fantástico! cocina  y niños pueden ir perfectamente de la mano. Preparar juntos una receta, no solo los tendrá un rato entretenidos, sino que aportará beneficios: desarrollo de la comunicación y saber trabajar en equipo. A la vez que les damos la oportunidad de conocer nuevos alimentos, nuevas texturas y sabores, les ayudaremos a sentirse autosuficientes y capaces, al ver los resultados finales. Ejercitan  su mente, calculando la cantidad de…  que necesita cada ingrediente y sumando el total. 

¿Y Pintar?

Deje que su hijo experimente con pinceles, acuarelas, lápices de colores o incluso, sus propias manos. La pintura aporta grandes beneficios en la infancia, estimula su creatividad y pensamiento.  Desarrollando coordinación y expresión lingüística  a la vez que mejorará su autocontrol y las emociones. 

¿Leer?

La lectura es algo que debemos fomentar cada día. Demos ejemplo a nuestros hijos y pongámonos juntos a leer en el salón. Si son muy pequeños, leamos con ellos un cuento. Sin duda, va ampliar el vocabulario, fomentar su curiosidad, atención,  e imaginación.

¿Ver películas en otros idiomas?

Si queremos seguir fomentando los idiomas es importante que les sumerjamos en ellos de forma sencilla y atractiva: Viendo sus pelis favoritas en versión original. La capacidad de comprensión y dicción mejorará sin que se den cuenta.

¿Circuito motor?

¿Y qué pasa con el cuerpo? Por suerte, se están impartiendo clases de ejercicio online, ¿pero habrá algo más positivo que dejar volar su imaginación? Pongan obstáculos: libros, botellas, cajas de leche y hagamos que salten, se agachen o recorran los distintos niveles de dificultad. Aportar beneficios a su estado físico, mejora el equilibrio, la autosuficiencia y la motricidad. Evitando que cuando la pesadilla termine, los huesos y músculos no estén resentidos.

Sean algo más tolerantes con el tiempo que dediquen a las RRSS, es necesario que no rompan el contacto con sus amigos, cambien impresiones sobre temas interesantes para ellos.

Para esta semana tenemos ideas que van a permitir que nuestros hijos crezcan  de forma integral.