Miércoles, 3 de junio de 2020

El impacto del coronavirus en el empleo eleva a más 20.600 los trabajadores afectados por un ERTE en Salamanca

Ya en el primer mes del estado de alarma, con el cierre de empresas por el confinamiento, se elevó el gasto en prestaciones por desempleo en la provincia un 18%
Avalancha de ERTEs desde el inicio de la crisis del coronavirus

El enorme impacto de la crisis del coronavirus en la economía y en el empleo se constata en el número de expedientes de regulación de empleo (ERTEs) presentados desde el inicio de la pandemia. Un impacto que en la provincia de Salamanca eleva a más 4.400 los ERTEs (4.446) y a más 20.600 los trabajadores afectados (20.683) desde el inicio de la pandemia. Además, cabe recordar, que no todos los trabajadores que se encuentran en un ERTE han percibido sus prestaciones debido a la avalancha de peticiones que ha recibido el SEPE (Servicio Público de Empleo). 

Las solicitudes de expedientes de regulación temporal de empleo en Castilla y León suman 33.760 (33.719 ante la Junta y 41 ante el Ministerio de Trabajo y Economía Social), con 195.019 trabajadores potencialmente afectados (194.467 y 552 respectivamente), según los datos actualizados este viernes por el Ejecutivo autonómico.

En cuanto a las oficinas territoriales de Trabajo, la de Ávila ha registrado 2.033 solicitudes que afectan a 7.427 trabajadores; la de Burgos, 5.192 para 25.860 trabajadores; la de León, 6.323 y 22.811 respectivamente; Palencia, 1.799 y 9.543; Segovia, 2.212 y 9.975; Soria, 1.276 y 7.592; Valladolid, 7.508 y 36.574, y Zamora, 2.295 y 7.770. Por su parte, la Dirección General de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales ha recibido 635 solicitudes de ERTE que afectan a 46.232 trabajadores.

Por sectores, hostelería, con 8.515 solicitudes; comercio y mecánica, con 6.862, e industria manufacturera, con 1.964, son los más afectados por esta situación.

Aumento de las prestaciones por desempleo

El aumento del número de beneficiarios y del gasto en prestaciones por desempleo también constatan el impacto de la crisis del coronavirus. En la provincia de Salamanca el número de beneficiarios de prestaciones por desempleo aumentó un 12,4% solo durante el primer mes de alarma y cuando todavía no había concluido la avalancha de Expedientes de Regulación de Empleo (ERTEs), según los últimos datos sobre prestaciones publicados por la Consejería de Economía y Hacienda. 

El gasto en prestaciones por desempleo en la provincia de Salamanca ascendió en el mes de marzo a más de 10 millones de euros al mes (10.568.000 euros), con un incremento del 18,5% con respecto al mismo periodo del año anterior. La cuantía media de la prestación contributiva por beneficiario en Salamanca es de 793,3 euros, la cuantía más baja junto a Ávila (7984, euros) y Zamora (797,8 euros). La media regional se situó en 834,3 euros.

En Castilla y León, los beneficiarios de las prestaciones por desempleo aumentaron un 16,2% con respecto al mismo periodo del año anterior. El incremento mensual fue del 6,1%.