Miércoles, 3 de junio de 2020

La fiesta de las madrinas en Villar de la Yegua

Una imagen depositada por José Muñoz Sendra en el Archivo IDES de la Diputación de Salamanca nos invita a recordar esta tradición

Juan Francisco Blanco, director del Instituto de las Identidades (IDES) de la Diputación de Salamanca, explica que “el último de los ofertorios del año, con fuerte arraigo en la tradición festiva de la provincia de Salamanca, es el llamado popularmente ofertorio de las madrinas”.

Se trata de una fiesta habitual en el oeste de la provincia, que “se celebra en torno al primer domingo de octubre, festividad de la Virgen del Rosario, aunque, en ocasiones, se desplaza arriba o abajo en el calendario.En estas liturgias tradicionales oferentes, aportan cromatismo al ritual las roscas de pan o bien dulces, floreadas de azúcar de colores, portadas sobre las manos de las madrinas, que se acompañan también, en ocasiones, de ramos tan curiosos como el que elaboran en Bogajo con melapios (variedad de manzanas autóctonas), rosquillas y una granada”.

Del mismo modo, Blanco matiza que “a veces las madrinas portan a la cabeza cuartillas con grano e, incluso, alguna sandía u otros productos. Es el fruto de la tierra que se convierte en elemento votivo nuclear de esta ofrenda en el inicio del otoño.

Foto de una fiesta de madrinas, realizada en Villar de la Yegua y perteneciente al archivo de Foto Muñoz, depositada por José Muñoz Sendra en el  Archivo IDES de la Diputación de Salamanca.