Martes, 27 de octubre de 2020

El mundo del toro convoca movilizaciones, al finalizar el confinamiento, por el "ninguneo" del Ministerio de Cultura

"La tauromaquia exige el lugar principal que le corresponde entre las industrias culturales por su tradición, peso económico y respaldo social", han explicado

Argumentan que "el pueblo no necesita permiso de nadie para expresarse culturalmente como le parece conveniente". Foto en la Maestranza de Eduardo Briones - EP

El sector taurino ha acordado la convocatoria de movilizaciones "masivas" una vez termine el estado de confinamiento parcial y "sea seguro desde un punto de vista sanitario" para protestar contra el "ninguneo" del Ministerio de Cultura y Deporte en las ayudas contra la pandemia de coronavirus.

Tal y como ha explicado la Fundación Toro de Lidia, estas protestas contarán con todo el sector taurino, aficionados al toro y defensores de la libertad. "Compartimos la frustración y desesperación de un colectivo que hemos sido abandonado por su Ministro de Cultura", han señalado desde la fundación.

Desde el mundo taurino se busca así "hacer frente" a la actuación del Ministro de Cultura durante la pandemia y a la "sistemática discriminación" que desde diversos sectores de la Administración "tratan de imponer" a la tauromaquia, "una de las principales industrias culturales de España".

"El sector taurino ha estado trabajando de manera paciente, respetuosa y leal con el Ministerio de Cultura, obteniendo a cambio la discriminación y la censura, culminada en un real decreto de ayudas al sector cultural en el que ni siquiera se atreve a nombrar a la tauromaquia", han lamentado.

Es por ello que se ha formado un comité de crisis con representantes de la Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL), la Unión de Toreros (UT), la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET), la Unión de Picadores y Banderilleros Españoles (UNPB), Federación Española de Toro de Cuerda, Federación de Peñas Taurinas de los Bous al Carrer, así como de la Fundación del Toro de Lidia (FTL).

Este comité, en coordinación con líderes de colectivos civiles, ya está trabajando sobre las acciones a adoptar y sobre el futuro de la tauromaquia tras la crisis sanitaria. "La tauromaquia exige el lugar principal que le corresponde entre las industrias culturales por su tradición, peso económico y respaldo social", han explicado.

En este sentido, han reiterado que "no se va a aceptar que grupos totalitarios organizados que pretenden imponer a la sociedad qué es cultura y qué no es cultura, impongan su visión dogmática del mundo". "El mundo del toro no pide o reclama ser cultura, el mundo del toro es cultura, sin pedir permiso a nadie, especialmente a todos aquellos que pretendan imponer un modelo cultural al pueblo", han añadido.

Así, han alertado de que "el pueblo no necesita permiso de nadie para expresarse culturalmente como le parece conveniente", y que, siendo el segundo espectáculo cultural por número de espectadores, solo por detrás del cine extranjero, ha sido "el último espectáculo en respeto, consideración y apoyo".

"La tauromaquia ha sido ninguneada y discriminada por el Ministerio de Cultura al que pertenece. Ha llegado el momento de reclamar nuestro sitio", ha concluido.