Jueves, 13 de agosto de 2020

La importancia de leer a nuestros hijos cuentos clásicos

No sólo son esenciales estas lecturas  para potenciar la imaginación, fantasía, creatividad y afición por la lectura. Ayudan al desarrollo psicológico de los niñosLos cuentos clásicos suelen tratar historias existenciales de gran interés y comprensión por su lenguaje fácil. Temas como la muerte  o el envejecimiento. Son ejemplos que trascienden a nuestra sociedad.

Muchos cuentos de hadas empiezan planteando de forma resumida un problema, “Había una vez un rey que tenía tres hijos … El rey era ya viejo y estaba enfermo, y, a menudo, pensaba en su final, deseando dejar heredero; no sabía a cuál de sus hijos le dejaría el reino… etc. Para poder decidir, el rey encarga a sus hijos una difícil empresa; el que mejor la realice, será rey cuando él muera.  Los personajes están  definidos como arquetípicos. O son buenos o son malos, o son guapos o son feos… No hay ningún personaje bueno y malo al mismo tiempo. Eso confundiría al niño.

Lo bueno es bueno y lo malos es malo. Los  individuos buenos hacen acciones buenas y los malos  cometen actos terribles. Estas simplificaciones permiten al niño englobar la esencia de la trama. Delante del problema, muchas veces moral, se plantea una dura batalla para  resolverlo en la que al final el bueno vence al malo.  La moraleja en estos cuentos no es tanto que el bondadoso venza al siniestro, sino  que el bueno, el héroe,  resulte  atractivo para el niño y se identifique con sus buenas obras.  Cuando un niño desea repetir  día tras día una parte del cuento o la narracción entera.  Debemos respetarlo, al ocurrir  esto, es que algo importante resuena en el interior.

Otro aspecto importante a tener en cuenta, es muy diferente narrar un cuento, leerlo o ponerlo en la pantalla de TV, tableta u ordenador. Lo ideal es relatar la historia, en tono neutro (nosotros representamos al narrador), de este modo el niño crea sus propias imágenes interiores sobre la historia. 

El mensaje de los cuentos  clásicos, lo voy a resumir en dos palabras: ilustran la lucha contra las dificultades y problemas de la vida. Los obstáculos son inevitables,  ya que forman parte intrínseca de la existencia humana. Si uno   se enfrenta a ellos crece como persona. Las fabulas  de hadas enriquecen la vida del  pequeño estimulando su imaginación, ayudan a poner en orden sus emociones, entenderlas,comprenderlas avivando  su intelecto.

Lea a sus hijos, sobrinos o nietos  un cuento, fomentará vínculos que nunca van olvidar.