Miércoles, 3 de junio de 2020
Bracamonte al día

El Ayuntamiento plantea la peatonalización temporal de la calle Ricardo Soriano y las plazas para impulsar la reactivación de la hostelería 

Las ágoras de España, Constitución y Nueva cierran al tráfico los fines de semana mientras que Ricardo Soriano plantea un cierre total, medidas que se mantendrán al menos hasta el final del verano y para adaptase a las medidas de seguridad estipuladas en terrazas
La calle Ricardo Soriago acoge a numerosos establecimientos hosteleros lo que ha planteado su peatonalización
La nueva reorganización de los espacios para las terrazas de la hostelería ha hecho que el Ayuntamiento de Peñaranda se haga un replanteamiento de la ocupación y busque soluciones para ofrecer el máximo apoyo a un sector paralizado desde el 14 de marzo y que desde este lunes comienza tímidamente a retomar su actividad.
 
Una situación, que obliga a mantener una distancia de dos metros entre veladores, que ha supuesto uno de los puntos a estudio y análisis en los últimos días, entre el Consistorio y los hosteleros contactados para abordar la situación, y que ha determinado plantear la peatonalización de las Plazas Constitución, España y Nueva, además de la calle Ricardo Soriano.
 
De esta forma, la idea es la peatonalización durante los 7 días de la semana de la calle Ricardo Soriano, lugar en el que se concentran hasta 5 establecimientos, desde su acceso en la Plaza de la Constitución y hasta su unión con la calle Isabel la Católica. Dicho cierre al tráfico ofrecerá un mayor espacio a las terrazas que ocupaban pequeños tramos de la vía y que ahora se ven obligados a disponer de más terreno para seguir las medidas de seguridad implantadas por sanidad. En el caso del garaje situado en esta vía, tendrá su acceso a través de la calle Arenas, algo para lo que se realizara un cambio de sentido.
 
Tanto las plazas de España y Constitución como la Plaza Nueva verán el tráfico interrumpido durante los fines de semana, sábados y domingos, para favorecer el mejor desarrollo de la actividad hostelera con plena seguridad.
 
Al margen de estas acciones, desde el Ayuntamiento trabajan en la tramitación de la avalancha de solicitudes que han recibido para la instalación de terraza por parte de los hosteleros, labores que se estar realizando a toda marcha ya que, a los permisos para la ampliación, se une la eliminación del cobro de esta tasa para todo el año y la línea de ayudas económicas municipales, que ya tiene perfilada el Consistorio. Todas ellas son medidas de caracter temporal, tomadas para ayudar a paliar las consecuencias de la pandemia y favorecer la reactivación del sector.