Miércoles, 27 de mayo de 2020

IU plantea al Gobierno regional 22 medidas para el sector de Cultura y Festejos

El objetivo es que el sector y sus trabajadores permanezcan cubiertos ante los efectos de la imposibilidad de realizar sus trabajos
Las medidas propuestas ayudarán, a juicio de IUCyL, a aliviar la vida de más de 10.000 personas que dependen del sector festejos en Castilla y León

Izquierda Unida de Castilla y León ha planteado un total de 22 medidas para paliar la situación de crisis que la pandemia por coronavirus ha provocado en el sector de Cultura y Festejos, al considerar positivas, pero insuficientes las adoptadas por el Gobierno por dejar fuera a una importante parte de trabajadores del sector.

Por ello, IUCuL, con la participación de trabajadores del mundo de la Cultura y los Festejos, plantean una batería de 22 medidas complementarias a las aprobadas por el Consejo de Ministros para el Sector.

Las medidas se centran en los trabajadores técnicos de la Cultura, en las personas que trabajan en la temporada de fiestas de los barrios y municipios de nuestro país, a través de orquestas, discotecas móviles, en el sector de la música grabada y en vivo, iniciativas que la coalición considera que deberían ser tenidas en cuenta por el Gobierno a fin de ampliar y complementar el llamado 'Escudo Social frente a la Crisis de la COVID-19'.

La formación de izquierdas, a través de afiliados y simpatizantes del sector de las Artes Escénicas y de la Música, y en contacto con Coordinadoras de Trabajadores de Teatros y Artes Escénicas, ha elaborado esas 22 medidas cuyo objetivo es lograr que, mientras los efectos de la COVID-19 en España no permitan la celebración de eventos culturales, musicales, artísticos y de festejos populares masivos, el sector y sus trabajadores permanezcan cubiertos ante los efectos de la imposibilidad de realizar sus trabajos.

"Las medidas adoptadas por el Gobierno para el Sector Cultural dejan fuera de la cobertura a los técnicos y a los trabajadores menos cubiertos por la legislación y normativas de este, las personas autónomas fundamentalmente, técnicos y el sector de los festejos".

Para ello Izquierda Unida de Castilla y León planteará la modificación de varios puntos del acuerdo de medidas sobre el sector cultural.

El fin es que las medidas de protección económica a los trabajadores de la Cultura alcancen a "técnicos que no cotizan en el epígrafe de artistas generalmente; que aquellos que sean autónomos en el sector vean prorrogadas las ayudas por COVID-19 hasta que las salas, teatros y demás recintos puedan funcionar al 100% de su capacidad; o que a los trabajadores de orquestas y discotecas móviles se incluyan en las medidas de ERTE, durante los meses que van de junio a octubre, por ser la temporada restante de 2020, siempre en base a los certificados de empresa de la pasada temporada 2019 en el sector.

Se suman con otra serie de medidas que atañen a la música grabada, la posibilidad de modificar las normativas para aplazar y devolver entradas de festivales y conciertos, y un largo etc, explica Francisco Javier Herrero Polo, trabajador técnico de la Cultura y militante de Izquierda Unida Castilla y León.

También plantean medidas como el refuerzo de la Prevención de Riesgos Laborales del sector, concursos públicos destinados a la puesta en marcha de producciones teatrales y musicales o medidas de consumo que permitan el cambio de fecha de eventos programados en este 2020 que aún continúan en el aire.

Las medidas propuestas ayudarán, a juicio de IUCyL, a aliviar la vida de más de 10.000 personas que dependen del sector festejos en Castilla y León y de todos las trabajadoras del resto del país.

La formación recuerda que dichas medidas se pueden encontrar, de una u otra forma, en muchas de las tablas reivindicativas de las asociaciones y representantes sindicales de los trabajadores técnicos de teatros, festivales, orquestas o estudios musicales del país.