Viernes, 5 de junio de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Completo homenaje a La Raya salmantino-portuguesa en ‘Las Rutas D’Ambrosio’ de La 2

El programa repasó la historia, la gastronomía, el folklore, las costumbres y el paisaje del territorio rayano

La 2 de Televisión Española emitió en la tarde del sábado el anunciado programa de Las Rutas D’Ambrosio dedicado a La Raya salmantino-portuguesa, en el cual, de la mano del chef argentino Gonzalo D’Ambrosio, se hizo un completo repaso por la historia, la gastronomía, el folklore, las costumbres y el paisaje del territorio rayano.

La ruta –con un gran protagonismo para los propios desplazamientos en coche del presentador- comenzó justo en el paso fronterizo entre España y Portugal de Fuentes de Oñoro y Vilar Formoso, para explicar qué es La Raya y la inmersión que iban a hacer por los pueblos que unen Salamanca con la Beira portuguesa. A modo de curiosidad, hay que apuntar que el chef menciona que las infraestructuras de frontera “sólo sirven para conocer que seguimos avanzando”, cuando justamente en el momento de emisión del programa están funcionando debido a la crisis del coronavirus.

La primera parada del viaje es Almeida, donde se incide en su protagonismo en las Guerras Napoleónicas. Tras ello, Gonzalo D’Ambrosio vuelve a España, en concreto a la dehesa charra, para encontrarse con el hostelero mirobrigense Eugenio Bernal, con quién habla del vino dulce que prepara éste, de las propias dehesas, de las vacas moruchas, y de lo que significa ser Rayano.

Tras echarle pienso a las vacas en la dehesa, se ponen a elaborar farinato, mostrando el proceso de principio a fin. Al mismo tiempo, Eugenio Bernal va explicando cómo es y qué significa. Como remate, se ponen a degustarlo acompañado de huevos fritos. La parte dedicada a Ciudad Rodrigo se cierra con unas imágenes aéreas de la ciudad, reseñando que tiene forma de estrella, y con unas imágenes de la Feria de San Andrés, ensalzando el protagonismo que tiene en la misma el ganado bovino.

 

Tras ello, se vuelve a saltar a Portugal, en este caso al Vale do Espinho, donde Gonzalo D’Ambrosio visita una piscifactoría, pesca en un río, y posteriormente cocina junto con una persona natural de allí. El regreso a España tiene una primera breve parada en el histórico Real Fuerte de la Concepción de Aldea del Obispo, apuntando que ahora funciona como hotel.

De ahí se dirige a la Panadería Gabriel Vicente e Hijos de Fuentes de Oñoro, para elaborar junto a su responsable, Mari Carmen, un hornazo -con dedicatoria incluida al programa-, a la par que se explican sus ingredientes (“el marisco de Salamanca”), y cuándo se come, relatando que justo en la frontera se degusta el Lunes de Pascua, pero que de Ciudad Rodrigo hacia el este se espera al Lunes de Aguas, explicando la historia de este nombre. Para cerrar la visita a la panadería, una de sus empleadas portuguesas, Patricia, saca productos dulces y salados del país vecino.

La última parada de la ruta de Gonzalo D’Ambrosio (tras una reseña más a la dehesa desde el aire) es Peñaparda, donde el eje de la visita es la cabra y todo lo que con ella se hace, comenzando por la elaboración de queso con leche de cabra, algo que hace un vecino natural de Holanda. Tras probarlo, el chef visita a otra vecina, Mari Carmen, para descubrir cómo se elabora un pandero cuadrado (empezando por el curtido de la piel), explicando cuáles son sus características y cómo se toca.

La parte final se desarrolla al aire libre, en el entorno de Peñaparda, comenzando con varios vecinos de la localidad bailando y cantando. A continuación, el propio chef se pone a elaborar un cabrito en conserva con hummus de feijoas, aprovechando una barbacoa al aire libre. Como cierre, ese cabrito lo degustan los bailadores que han aparecido previamente acompañados de una persona más, Vero, quién explica que en su pueblo El Payo se toca la sartén. El programa se cierra con unas imágenes de despedida, con un timelapse final de una anochecer en Ciudad Rodrigo.

Ver más imágenes: