Miércoles, 3 de junio de 2020

Unicaja Banco estima una caída del PIB en Castilla y León de hasta el 10 %

La entidad ha publicado el número 21 de su publicación trimestral ‘Previsiones Económicas de Castilla y León’

Unicaja Banco ha publicado el número 21 de su publicación trimestral ‘Previsiones Económicas de Castilla y León’,que, como en ediciones anteriores, ha sido elaborado por la sociedad de estudios del Grupo, Analistas Económicos de Andalucía. Este informe se divide en tres apartados: 1) Entorno económico;2) Evolución reciente de la economía de Castilla y León; y 3) Previsiones económicas de Castilla y León 2020-2021. 

En el caso concreto de la economía española, el FMI señala que en 2020 podría registrar una contracción de la producción del 8,0%,en tanto que la tasa de paro podría alcanzar el 20,8%.  En este sentido, el avance de la Contabilidad Nacional Trimestral para el primer trimestre del año,publicado por el INE,apunta que la producción ha descendido un 5,2% con respecto al trimestre anterior.

Previsiones económicas de Castilla y León 2020-2021

Partiendo de determinadas hipótesis con respecto a la duración del confinamiento y el proceso de “desescalada”, Analistas Económicos de Andalucía estima que, en el conjunto de 2020, el PIB en Castilla y León podría descender entre un 7,6% y un 10,8%.

Asimismo se prevé un significativo impacto sobre el empleo, que podría disminuir, en el promedio del año, en torno a un 6%, registrándose un descenso cercano a los 59.000 ocupados. De este modo, la tasa de paro se situaría en el 16,9% (11,6% en el promedio de 2019), aunque podría llegar a superar el 19% si la “vuelta a la normalidad” se retrasase hasta finales de año.

Para 2021, las primeras estimaciones apuntan a que tanto la producción como el empleo aumentarían. La economía castellano-leonesa podría crecer, en el conjunto del año, entre el 5,5% y el 8,1%. Por su parte, se prevé un aumento del empleo del 2,7% para el promedio del año, de forma que la tasa de paro descendería hasta el 14,7%, aunque podría permanecer cerca del 17% si la reactivación de la economía se retrasase aún más de lo previsto.

Evolución reciente de la economía de Castilla y León

Los últimos datos de la Contabilidad Regional, relativos al cuarto trimestre de 2019, apuntaban a un mantenimiento del perfil expansivo de la economía castellano-leonesa, aunque con tasas algo más moderadas, si bien esta senda se ha visto interrumpida bruscamente por el Covid-19. En concreto, en el último trimestre de 2019, el PIB creció un 1,9%, en términos interanuales, sustentado, por el lado de la demanda, en el crecimiento del consumo privado y la inversión y, por el lado de la oferta, en el aumento de la actividad en la construcción y en los servicios.

De este modo, en el conjunto de 2019, el crecimiento del PIB habría sido del 2,2% (2,9% en 2018), apoyado en la demanda interna, aunque se registró una moderación en el ritmo de aumento de sus componentes, especialmente de la inversión. Por su parte, el saldo exterior tuvo una aportación negativa al crecimiento regional.