Miércoles, 27 de mayo de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Establecido un único sentido de la circulación en el adarve de la muralla

Todos aquellos que accedan a la muralla deberán ir obligatoriamente hacia su izquierda

Como ya recogimos en Ciudad Rodrigo Al Día el primer día (el sábado 2 de mayo) que se pudo empezar a salir a pasear y a hacer deporte en las franjas establecidas para ello (de 6.00 a 10.00 y de 20.00 a 23.00 horas), el adarve de la muralla, con sus casi dos kilómetros de longitud, se había convertido en uno de los lugares preferidos para llevar a cabo esas acciones en Ciudad Rodrigo, junto al entorno del río.

Si ese entorno está limitado desde el pasado viernes con el cierre al tránsito de la isla de El Picón (por los incumplimientos que allí se estaban produciendo), ahora las restricciones llegan al adarve (denominado Juan Martín Zermeño): desde este miércoles 13 de mayo se ha implantado un único sentido de la circulación para todos los que por la misma paseen o corran.

 

A partir de ahora, todos los que accedan al adarve deberán circular obligatoriamente en sentido contrario a las agujas del reloj (si se viese desde arriba). O dicho de forma más práctica, cuando se acceda a la muralla por cualquier punto, los usuarios deberán ir hacia su izquierda. Esto supone, por ejemplo, que se podrá entrar al adarve por la Zona de La Batería, pero no por el otro lateral del Parador (como se puede ver en una de las imágenes).

Esta restricción a la circulación por el adarve se implanta para permitir a los usuarios mantener la necesaria distancia social de seguridad para evitar la propagación del coronavirus, debido a las estrecheces que hay sobre todo en un tramo, el que va desde el Hospital de la Pasión hasta las cercanías del Palacio de Justicia (básicamente, todo el tramo anexo a la Puerta de Santiago).

La nueva normativa de circulación en la muralla mirobrigense ha quedado reflejada en la misma mediante la colocación de una serie de estacas con los carteles oportunos en los lugares por donde se suele acceder al adarve.