Miércoles, 27 de mayo de 2020
Las Villas al día

Ensilado de alfalfa para salvar la cosecha

La mayor parte de los cultivadores de este forraje en Cantalapiedra han optado por este método de recolección que permite la conservación evita el deterioro por las lluvias
Siega y ensilado de alfalfa en Cantalapiedra. / Jorge Holguera

Durante la semana pasada y la presente, varios agricultores de Cantalapiedra han realizado un corte de alfalfa y a continuación el ensilado del mismo en balas. Esta forma de recolección evita que la lluvia pueda deteriorar la cosecha.

Esta técnica de recogida en verde implica la fermentación del forraje en un embalaje más o menos hermético de color blanco. Los grandes paquetes blancos distribuidos en las parcelas llaman la atención desde la lejanía.

El cultivo de la alfalfa ha ganado terreno en los regadíos de Cantalapiedra en los últimos años. Según datos proporcionados por la Junta de Castilla y León, en 2018, las hectáreas dedicadas a este cultivo fueron 78,5. En 2010 se declararon 42 hectáreas de alfalfa en Cantalapiedra.

  • Silos de alfalfa. / Jorge Holguera