Miércoles, 3 de junio de 2020

El discurrir y el discurso de las vías pecuarias - 35

Vías pecuarias en Portugal – 1

Mientras que en España es muy abundante la documentación existente sobre las vías pecuarias, tanto desde el punto de vista administrativo como histórico, especialmente para el legado de la Mesta, en Portugal esto no sucede así, ya que los caminos de ganado carecen de expediente administrativo, y son un fenómeno poco estudiado.

Es gracias a la transmisión oral de los pastores que hicieron la trashumancia en Portugal como hemos podido identificar los caminos que recorrían hacia los pastos más frescos, especialmente desde la Serra da Estrela hacia las campiñas de Idanha.

La denominación de “canadas”, nombre que identifica en por- tugués a todos los caminos de ganados, raramente aparece en la documentación medieval, a pesar de que se confirma su existen- cia, en un documento de los archivos de la Câmara Municipal de Mantiegas de 1362, en el reinado de D. Pedro; y en otro documen- to datado en 1580, donde dice “sobre abrir canadas para el passa- gem dos gados” y se subraya que esta actividad correspondía a las autoridades municipales “pera se esterquarem hás chão da vylla haviam por aberta a canada”.

Estos caminos tenían la función de evitar que los rebaños cometiesen estragos en las tierras cultivadas.

En Portugal se puede afirmar que la red viaria en gran parte es la heredada de las calzadas romanas y que ha sufrido algunas alteraciones a partir de mediados del siglo XX. Estos caminos ro- manos, en Portugal como en casi toda Europa, tenían un trazado rectilíneo para acortar distancias y no es infrecuente encontrar algunos tramos pavimentados con losas de granito. Por tanto, para conocer las vías pecuarias en Portugal es necesario un cono- cimiento previo de las vías romanas.

Al estudiar la red viaria del Portugal romano se establecen va- rias relaciones con España. Por ejemplo Emerita Augusta (Mérida) y Bracara Augusta (Braga) estaban conectadas por la Vía da Estre- na, que entra en Portugal por Segura, a través del puente romano sobre el río Erjas, se dirige a Egitania (Idanha), sigue por Capinha en dirección a la Serra da Estrela, Covilha y atraviesa el río Mon- dego, siguiendo el recorrido hacia Viseu. Otro paso de estos de ganado es Vía del Alentejo que se solapa con la antigua calzada romana de Emerita Augusta (Mérida) a Myrtilis (Mertola).

Las vía pecuarias en Portugal se encontraban reglamentadas desde los inicios del siglo XVIII con una anchura variable de 60 a 80 pasos; tomando como medida el paso romano, que equivale a 1.481 metros, oscilan entre 46, 86 y 118,48 metros, como se refleja en un edicto real de 3 de junio de 1605.

Estas vías no tenían el uso exclusivamente pastoril, sino que eran caminos de paso de personas y mercancías para el abastecimiento de las poblaciones. En algunas zonas de Portugal el nombre de canada no tiene el significado único de paso ganadero, sino más bien de camino en general.

En Portugal existen tres categorías de estos caminos de ganados: canadas principales, canadas secundarias y canadas locales.

Cañadas principales: Corresponden a los recorridos de la larga trashumancia, que implica grandes distancias entre áreas geográficas distantes. Se caracterizan por ser caminos más largos y an- chos y son los más relevantes en la historia pastoril.

Cañadas secundarias: Caminos menores que establecen una ligazón entre municipios, no circunscribiéndose necesariamente al mismo municipio. Suelen ser ramificaciones de las cañadas principales y eran frecuentadas por un número menor de cabezas de ganado.

Cañadas locales: Caminos cortos y poco definidos que sirven para pasar el ganado los pastores locales a propiedades, terrenos baldíos y terrenos comunes dentro del mismo municipio

La estructura territorial de los caminos de ganado se puede dividir en los siguientes territorios:

Vale do Douro:

7 cañadas principales, con una extensión de 410 kms.

Serra da Estrela:

25 cañadas principales con una extensión 540 kms.

Serra de Montemuro:

1 cañada principal de 40 kms.

Campos do rio Mondego:

2 cañadas principales, que suman 45 kms.

Campiñas de Idanha:

12 cañadas principales, que alcanzan 156 kms.

Campos do Alentejo:

2 cañadas principales, que suponen 155 kms.

16 cañadas secundarias, con una extensión de 255 kms.

28 cañadas locales, que suponen 163,5 kms.

El total de las vías pecuarias en territorio portugués, conside- rando la clasificación que hemos mencionado es: 2.750 kms en 49 cañadas principales; 255 kms en 16 cañadas secundarias; 163,5 kms en 28 cañadas locales, lo que supone 93 caminos de ganados, con un total de 3.158,5 kms.