Miércoles, 3 de junio de 2020

Futuro 

Estoy en el “Rincón de Pensar” donde llega el Sol- esplendoroso de la Primavera. (Ver foto).  Pero donde verdaderamente me gustaría estar; es en la querida Parcela a la vera del viejo olivo esperando la llegada del señor Manuel. Con el calorcillo me voy quedando traspuesto; no recuerdo si he soñado. Pero cuando me despierto lo hago con la incertidumbre de averiguar ¿El qué? nos deparará el-FUTURO-. Estoy abrumado y con mal sabor de boca, que quito con el “culito” de vermú que aún quedaba y la última anchoa del Cantábrico. Y poder seguir reflexionando (Vía teléfono) con el señor Manuel; llamada que me llega triste por las circunstancias que estamos viviendo, últimamente nada alegres.

¿Señor Manuel?

Dime prenda.

 Mire; no vamos hoy a usar un lenguaje plúmbeo para dar la sensación de que estamos diciendo algo interesante. Pero algo tenemos que decir sobre esa desgracia del-Coronavirus-, que aún estamos sobrellevando.

Al pan, pan y al vino, vino.

Sí, señor Manuel; nosotros, que hemos tenido la suerte o desgracia de haber nacido en-1934-, y de haber sido testigos de hechos excepcionales que no vamos a enumerar. Estamos siendo también participes de este último, esta pandemia del-Coronavirus- que nunca, nunca nos pudimos imaginar.

Que está siendo como ir en gran avión y desde su pequeña ventanilla después de pasar por encima de infinitos pueblos, ciudades y paisajes varios, nos hemos encontrado con el final de trayecto. Y nos preguntamos un tanto desconcertados… Y, ¿Ahora qué?

¿Se refiere usted al-FUTURO?

Pues sí. Eso mismo.

Pues yo también lo presiento con mucho temor, aunque también con “miaja” de esperanza. Pero puedo adelantarle, sin ser sabio ni adivino que: “Este-Mundo-, después del-coronavirus-; será otro, ni mejor ni peor, distinto.

Tienes razón. Y la gran paradoja es, que todo ha cambiado o va a cambiar. Pero nosotros… ¿Seguiremos siendo los mismos? O ¿Hemos aprendido?

Buena pregunta.

Hombre. Supongo que nadie tiene una sola faceta que mostrar y que hay que ser inteligentes, entre otros motivos porque: “Este momento que vamos a vivir de ahora en adelante, no hay que dejarlo pasar en vano, ya que puede que no tengamos otro”.

Amén.

Sí. Aunque hay gente, cómo usted y yo, que a nuestros años ha tenido la suerte y habilidad de vivir varias experiencias nefastas; tenemos que ser sinceros y reconocer que hemos aprendido poco para mejorar de ellas. Ahora ha llegado el momento de reconocerlo y ser consecuentes que: “La-GLOBALIZACIÓN- y el-CAMBIO CLIMÁTICO-, han abierto las puertas a-virus- desconocidos con gran poder destructivo. Por ello tenemos que preguntarnos qué medidas (aunque nosotros por nuestra edad no las veamos), se van a tomar al respecto. Y también… ¿Podremos, queremos o no sabremos hacerlo otra vez? La próxima vez, que haremos ¿Lo mismo?

Otra  buena pregunta.

Es que ya no podemos, resaltar las palabras y ocultar los hechos. Recurrir a efemérides. No hablar claro y esconder la realidad entre muchas palabras.

   Aunque sinceramente pienso que algo habremos aprendido de lo que está sucediendo y sus horribles consecuencias, que muchas están aún por llegar. Entre otras que: “Que puede haber un gran aumento de la Desigualdad Social”. Con imprevisibles consecuencias…  

Señor Manuel.

Dime prenda.

Desde su punto de vista, moderado, comprensivo, pero también crítico ¿Qué opina de las medidas tomadas para atajar esta Pandemia? ¿Tiene usted alguna consideración al respecto?

Tengo. Pero no una, varias. Antes quisiera decirte, después de lo pasado, que pasa y pasará; que estoy sorprendido de lo que ha sido nuestra vida ¡No ha sido para nada lo que yo esperaba de ella! Respecto a lo que preguntas, te diré sin reparos: “Desde el poder, siempre se ha intentado utilizar la mentira para conseguir sus fines. También qué  los ciudadanos creen estar bien informados, pero no lo están… “se les informa de todo hasta el cansancio; pero no se les entera de nada”. Abundando más en el tema; te puedo decir que estos tiempos de-Posverdad-, de desinformación, de tantas cosas feas, en que todo fluya a una velocidad acelerada… ¡Llegan las verdades y las mentiras al mismo tiempo!

Y, ¿No hay nada amable?

SÍ. Cuando esto pase ¡Qué pasará! Volverán las ganas de soñar, las risas, el tomar el-Sol-, en una maravillosa mañana de primavera como la de hoy. Que para ti y para mí es ¡Pan Bendito! Y también nuestro vermú mañanero tan entrañable. Estar con la familia, con los amigos, con la gente ¡VIVIR!... que a ti y a mí nos queda poco ya para poder hacerlo por-Ley de Vida. Volver a gozar de la ¡Bendita Libertad! Y –empatía-, ¡Mucha Empatía!

Sin olvidar que el-FUTURO-, (Ver foto), no será nada… pero nada fácil para nadie. Pues eso.